Entre la campaña y la negativa de Juntos por el Cambio, peligra el quórum en Diputados para aprobar la ley de etiquetado

Actualidad 04 de octubre de 2021
La vuelta a la presencialidad en la Cámara baja llega con resistencia de la oposición por la falta de acuerdo en el temario y al Frente de Todos le cuesta alcanzar el número para sesionar. Fuerte crítica de Máximo Kirchner a la oposición
CONGRESO DE LA NACION 1
CONGRESO DE LA NACION

La vuelta a la presencialidad en la Cámara de Diputados mañana martes se podría ver frustrada por la falta de quorum para poder sesionar. La negativa de Juntos por el Cambio y la escasez de legisladores de los otros bloques opositores por la campaña está generando dificultades para que el Frente de Todos logre juntar los 129 diputados que necesita para dar inicio al debate.

El problema se suscitó, primero, porque desde el interbloque conformado por el PRO, la UCR y la Coalición Cívica se opusieron al nuevo reglamento que había dictado la presidencia de la Cámara que abría la puerta a muchas excepciones para mantener el modelo de presencialidad y virtualidad. Una vez que se modificó y se volvió al reglamento “pre pandemia”, el conflicto surgió por el temario.  
 
El Frente de Todos convocó a una sesión especial para mañana martes y en el temario a debatir es un conjunto de iniciativas que supuestamente tiene consenso en la mayoría de los bloques. En la agenda figura como tema central la ley de etiquetado frontal pero también se debatirán proyectos como el que propone políticas transversales para las personas en situación de calle y otro referido a medidas vinculadas con la actividad de la vitivinicultura.


Sin embargo, luego de tres meses sin deliberar debido a la campaña electoral, la falta de acuerdo entre los distintos espacios parlamentarios hace que esté difícil que mañana a las 11 de la mañana, cuando empiece a sonar la campana que llama a la sesión ase logre el quorum necesario.

“Los diputados de Juntos por el Cambio decidieron que sea el oficialismo el que se encargue de reunir el quórum ya que el temario no fue acordado”, explicó una fuente de la oposición. “Lo que se va a tratar tiene consenso, pero no vamos a dejar que nos impongan los temas, nosotros queremos que se discutan otros temas también”, agregó

En Juntos por el Cambio quería sumar otros proyectos de ley que entienden que son importantes, como por ejemplo la Ley ovina y la emergencia educativa entre otros. Pero el bloque que conduce Máximo Kirchner se negó y avanzó con una agenda propia.

 
El presidente del Bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner, señaló que la ley de etiquetado frontal “es un buen ejemplo para demostrar que aún en medio de un proceso electoral los diferentes espacios políticos podemos avanzar con proyectos que benefician a la gente. Es una pena que algunos estén más preocupados por quedarse con la presidencia de la Cámara que en hacer cosas para la gente, no sorprende, es lo que hicieron cuando gobernaron”.

En una entrevista radial, el líder de La Cámpora señaló que “es fundamental que nuestra gente pueda saber que consume, pero también hay que lograr que pueda comprarlo. Eso son los desafíos que tenemos por delante. Somos conscientes de que cuando cumplimos con una demanda, se generan dos nuevas, de eso se trata hacer política”.

La diputada nacional por el Frente de Todos (FdT) Florencia Lampreabe dijo que “no está garantizado en quórum” para la sesión convocada para mañana y pidió a la oposición que sea “coherente” y “cuide lo que comen los argentinos”.

 
”No está garantizado el quórum para tratar la ley, no nos confirmaron del resto de las bancadas, esperamos que los diputados de la oposición sean coherentes y cuiden lo que comen los argentinos”, dijo Lampreabe a El Desatape Radio.

En este sentido, Lampreabe remarcó la importancia que tendrá la discusión en el Congreso y advirtió que “a fin de año el proyecto de etiquetado pierde estado parlamentario”, por lo tanto de no votarse “volvemos a foja cero. El etiquetado frontal no es una innovación argentina, se aplica en muchos países y tiene muy buenos resultados”, indicó Lampreabe.

La discusión ayuda a muchos otros legisladores que se oponen a que se apruebe la norma porque, por ejemplo, provienen de provincias productoras de azúcar; y aprovechan la negativa de Juntos por el Cambio y la campaña electoral para “ausentarse” y no votar algo que los sectores empresariales de los alimentos ultraprocesados están tratando de frenar desde que comenzó el debate.

En medio de esto, y que etiquetado frontal fue una ley que llevo mucho de debate en las comisiones, el candidato a diputado nacional Martín Tetaz desde su cuenta de Twitter, expresó: “Tres preguntas sobre ley de etiquetado frontal: 1) ¿Se basa en algún estudio de comportamiento o solo en presunción de homo economicus racional? 2) ¿Qué dice la evidencia sobre el impacto en otros países (por ejemplo México)? 3) ¿Le cabe a alimentos sin agregados como exprimidos o manteca?”.

Diputadas del Frente de Todos (FdT) criticaron hoy al candidato de Juntos por el Cambio Tetaz por su rechazo a la ley y lo acusaron de pretender “boicotear derechos” de los usuarios, después de que el postulante expresara sus dudas sobre la utilidad de esa iniciativa. ”¿Investigar? ¿Googlear quizás? ¿Para qué si para boicotear derechos puedo vomitar desinformación en las redes?” posteó la diputada del FdT Florencia Lampreabe, una de las impulsoras de la ley.

Deuda

En otro tramo de la entrevista radial Máximo Kirchner hizo referencia a la deuda con el Fondo Monetario Internacional, en especial, a los vencimientos. “Cada dólar que se destine al pago de la deuda con el FMI, es un dólar menos para el pueblo. Se trata de menos recursos para salud, educación y el sector privado”.

Al respecto cuestionó a los medios porteños que ayudan a “ocultar el daño profundo” que provocó el endeudamiento. “Son los mismos medios que instalan que soy anti empresario, es comodidad, y no permite debatir los temas a fondo. Nosotros tenemos una visión estratégica de país. Las decisiones de Cristina con Vaca Muerta, con la apertura de los laboratorios durante su gestión que hoy permiten avanzar con la producción de vacunas o lo que sucedió con las AFJP”.

“Esa visión estratégica implica tener en cuenta que Argentina se integre al mundo desde su identidad y sus necesidades, lo que implica contemplar las asimetrías económicas, sociales y culturales de nuestro pueblo. Es hora que los mercados asuman la existencia de la gente, en Argentina viven 46 millones de personas. Cualquier política que nos demos tiene que ser en el marco de la existencia y necesidades de los argentinos y argentinas”.

“Es nuestra obligación construir futuro, pero para eso tenemos que construir el presente”, concluyó.

FUENTE INFOBAE

Te puede interesar