Alberto Fernández presenta un proyecto de ley de “Monotributo Inclusivo”

Nacionales 21 de octubre de 2021
El Presidente pretende formalizar a unos seis millones de cuentapropistas, con ingresos de hasta 64 mil pesos mensuales.
afip-monotributo 1

El Gobierno buscará avanzar con la creación de un Monotributo Inclusivo con el objetivo de formalizar a más de seis millones de trabajadores cuentapropistas. La decisión, que contempla el envío de un proyecto de ley al Congreso, terminó de tomar forma este miércoles en Casa Rosada, al cabo de una reunión encabezada por Alberto Fernández en la que participaron los principales responsables de las áreas involucradas.

 La iniciativa abarcaría a trabajadores que reporten ingresos de hasta 64 mil pesos mensuales, que podrían acceder al beneficio de forma gratuita por dos años y luego acceder al pago de los aportes impositivos y jubilatorios con una cuota más baja por otros dos años.

En el encuentro en Casa Rosada, en el que confluyeron el jefe de Gabinete, Juan Manzur, los ministros Juan Zabaleta (Desarrollo Social), Claudio Moroni (Trabajo), Martín Guzmán (Economía), Carla Vizzotti (Salud), la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, y el director del INAES, Alexandre Roig, se definió que el plan contemple a trabajadores de la economía popular, un reclamo de los movimientos sociales. 

Pero en el Gobierno buscan ir más allá del universo de tres millones de anotados en el Registro Nacional de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular y de quienes se encuentran dentro del Monotributo Social.

Esa es la idea que Alberto F. acordó con Zabaleta y Moroni y que tuvo el visto bueno de Guzmán, desde el área económica. 

Por eso, ampliarían el espectro de beneficiarios a todo tipo de sectores y rubros. "Va a ser universal para todos los nuevos inscriptos", aseguró a este diario Clarín uno de los participantes del cónclave. Tiene una lógica electoral: apunta a seducir a sectores medios desencantados con el Gobierno y que padeció los efectos del freno a l economía. 

El proyecto, según indicaron en Presidencia, contempla la reforma del monotributo “para facilitar la inclusión social, promover la formalización laboral y el acceso a jubilación y cobertura de salud”.

“Es un incentivo muy fuerte para que la economía social se registre”, dijo la portavoz presidencial Gabriela Cerruti en contacto con los periodistas acreditados en Casa Rosada. Aunque no dio mayores detalles, la ex diputada consideró necesario "que los trabajadores de la economía social tengan un circuito donde registrarse”.

El texto está en plena etapa de redacción aunque ya hay algunos ejes sobre los que habría acuerdo y, en consecuencia, no sufriría modificaciones. 

Para los que se anoten en las primeras tres categorías (A,B y C) del Monotributo tendrían el componente impositivo exento de forma permanente. A partir de la categoría D, en cambio, se plantea una exención por dos años y luego una reducción a la mitad de lo que corresponda pagar durante el tercer año y para el cuarto año el 75%

En cuanto al componente previsional, las categorías A,B y C no lo pagarán los dos primeros años, mientras que en los dos siguientes será la mitad de lo que corresponda.

Para las categorías D y superiores está previsto un pago progresivo: el primer año estará bonificado, el segundo costará un 25% de la cuota, el tercero subirá a un 50% y el cuarto llegará a un 75%. 

El plan para formalizar el empleo, como parte de las medidas que impulsa el Gobierno para intentar dar vuelta la elección el 14 de noviembre, se suma al que este lunes oficializó el Gobierno, a través del Decreto 711/2021, que dispuso que quienes cobran planes sociales no pierdan ese beneficio si consiguen trabajo en el sector privado.

Sin embargo, este proyecto deberá quedar para después de las elecciones del 14 de noviembre, dado que el Gobierno no puede anunciarlo en plena campaña por la limitación que impone la veda electoral. Recién después de esa fecha, entonces, llegaría al Congreso. 

Te puede interesar