¡De terror! Policía salteño abusó sexualmente de una mujer que debía custodiar por violencia de género

Policiales 29 de octubre de 2021
El abuso sexual se cometió en el domicilio de la protegida por el Estado.
policiales abuso sexual

Ayer a la madrugada, alrededor de las 4.30, un cabo fue descubierto cuando sometía sexualmente a una mujer que debía cuidar, pues había radicado una denuncia por violencia de género y se le había asignado una consigna fija en su vivienda. 

La medida de custodia para la mujer había comenzado a regir desde el 21 de octubre, en una casa de Villa Floresta, sin que se registraran inconvenientes o quejas al respecto. Ayer, sin embargo, cuando el suboficial Federico Guzmán, con revista en el Sector 4ª, se dio con una situación irregular, a la que siguió una escena aún peor. 

El policía que cumple tareas como Jefe de Tercio y, por lo tanto, debe realizar el control del personal, se percató de que el cabo Rubén Martínez, asignado a realizar consigna fija en la casa de la mujer víctima de violencia de género, no estaba en su puesto. 

Guzmán llegó al domicilio en cuestión en un móvil y no vio al cabo Martínez, por lo que hizo un juego de luces, pero el suboficial no aparecía por ningún lado, así que descendió del móvil y, al acercarse a la casa, verificó que su automóvil estaba estacionado en la vivienda. 

En esas circunstancias, una mujer salió de la casa atemorizada y reveló que había sido abusada por el cabo. Contó que al llegar la noche, apagó todo y se fue a dormir a su cama, para luego despertarse sobresaltada porque alguien estaba tocándole sus partes íntimas. 

Dentro de la cama 

Sostuvo que el autor de esos abusos era el policía que había llegado para cumplir la consigna, quien se había sacado la ropa y se metió dentro de la cama con un bóxer y una remera, tras lo cual comenzó a tocarle sus partes íntimas a la vez que hizo que le tocara sus genitales. 

Como prueba de ello, la mujer mostró marcas que le había dejado en los pechos productos de chupones que le hizo el cabo, quien cumple tareas en la subcomisaría de barrio Autódromo. La mujer aclaró que le pidió al policía que cesará en su accionar, pero el cabo siguió con los abusos. Agregó que no hizo nada debido a que sentía temor de que el policía la lastimara aún más, como así tampoco tenía teléfono celular para pedir auxilio al 911. 

Tras el relato, el cabo, que ya se había vestido, salió de la casa y se reportó con Guzmán, quien, por prevención, procedió a retirarle el arma reglamentaria, tras lo cual se solicitó apoyo para trasladar al cabo en calidad de detenido. 

Asimismo, la víctima fue trasladada a la dependencia policial de Autódromo, donde radicó la denuncia del caso y recibió la asistencia y contención por el abuso sexual sufrido por el policía que había sido enviado para cuidarla. 

Te puede interesar