El impacto de la incertidumbre: a cuánto llegarán el dólar y la inflación, según las consultoras

Economía 09 de noviembre de 2021
De acuerdo a la edición de noviembre de Latin Focus, el informe mensual de proyecciones para América Latina de la consultora internacional Focus Economics
dolar 1 ch

Las principales consultoras económicas de la Argentina anticipan que para fin de año la inflación alcanzará un porcentaje de 50,3% y el dólar oficial tendrá un valor de $107,64. Los pronósticos corresponden a la edición de noviembre de Latin Focus, el informe mensual de proyecciones para América Latina de la consultora internacional Focus Economics.

“Aunque el crecimiento anual probablemente se desaceleró en el tercer trimestre debido a una base de comparación más alta, hubo un repunte. La actividad económica se expandió mensualmente entre julio y agosto, mientras que hubo más optimismo en el sector externo en el trimestre”, señaló el informe sobre la Argentina. 

 
La inflación y la emisión continuarán pesando sobre la moneda en 2022. Nuestro panel prevé que el peso finalice en 2022 y 2023 en $159,58 y $204,78 por dólar respectivamente
 
“Aunque las expectativas del consumidor mejoraron levemente en el tercer trimestre, el aumento de la inflación podría haber contenido el gasto”, agregaron. Con todo, señalaron que es probable que el congelamiento de precios hasta principios del año próximo frene la producción.

También indicaron que el Gobierno endureció su postura en las negociaciones con el FMI antes de elecciones legislativas de noviembre. Como punto positivo, señalaron el acuerdo de la Argentina y Brasil para reducir el arancel externo común del Mercosur.

 Proyectan que para fin de año la inflación alcanzará un porcentaje de 50,3% (EFE/Demian Alday Estévez)
“La economía crecerá a un ritmo notablemente más lento en 2022 en comparación a este año, debido a un efecto de base de comparación decreciente. Además, el crecimiento será restringido por fundamentos macroeconómicos débiles, los controles de capital y una falta de confianza de los inversores. Además, la incertidumbre sobre el evolución de la pandemia, las renegociaciones de deuda en curso y la el resultado de las elecciones de noviembre complican las perspectivas de inflación”, destacaron.

“Se espera que la inflación se mantenga elevada el próximo año a medida que el Banco Central continúa financiando el déficit fiscal a través de una sostenido expansión de la base monetaria”, indicó el informe. Los analistas que forman parte de Focus Economics proyectan que el índice de inflación será de 47,9% para 2022 y 36,7% para 2023.

Los analistas de la consultora anticiparon que la economía se expandirá un 2,2% en 2022, 0,1 puntos porcentuales de la previsión del mes anterior
Con respecto a la evolución del dólar, el informe resaltó que el Banco Central mantiene un tipo de cambio flotante para el peso. “La inflación y la emisión continuarán pesando sobre la moneda en 2022. Nuestro panel prevé que el dólar finalice en 2022 y 2023 en $159,58 y $204,78 respectivamente”, anticipó la consultora.

Finalmente, se destacó que el indicador mensual de actividad económica (EMAE) creció un 12,8% interanual en agosto con incrementos más destacados en los sectores de comercio, gastronomía y hotelería y construcción. “Sobre una base mensual, la actividad económica aumentó un 1,1% en agosto. Mientras tanto, la tendencia mejoró notablemente y el crecimiento medio de la actividad económica se situó en el 5,8%, tras el 3,8% de julio”, analizó Focus Economics.

Los analistas de la consultora anticiparon que la economía se expandirá un 2,2% en 2022, 0,1 puntos porcentuales de la previsión del mes anterior. En tanto, para 2023, los analistas preven un crecimiento del 2,3%.

También señalaron que el índice de confianza del consumidor —que mide la Universidad Torcuato di Tella— fue de a 40,2% en octubre, más bajo que el 40,5% de septiembre, que había marcado el mejor porcentaje desde noviembre de 2020.

 La confianza de los consumidores se mantiene en niveles de pesimismo. EFE/Demian Alday Estévez
“Por lo tanto, el índice se mantuvo debajo del umbral del 50% que separa el optimismo del pesimismo entre los consumidores. Los consumidores se volvieron más pesimistas sobre su futura situación financiera y su predisposición a comprar bienes más caros también se deterioró. Mientras que sus expectativas sobre las condiciones económicas generales se mantuvieron sin cambios”, detallaron.

Con todo, los economistas encuestados para el informe Latin Focus anticiparon un aumento del consumo privado de 3,1% en 2022, lo que representa una disminución de 0,1 puntos porcentuales con respecto a la previsión del mes pasado. Para 2023, los panelistas esperan que el consumo privado se expanda un 2,5%.

Te puede interesar