De Alemania 2006 a Qatar 2022: la fórmula de Scaloni para construir una hermandad en la Selección

Deportes 18 de abril de 2022
Con Messi como faro deportivo y espiritual, el entrenador confía en que el grupo sacará la mejor versión de cada uno cuando comience la máxima cita del fútbol.
deportes messi seleccion
De Alemania 2006 a Qatar 2022: la fórmula de Scaloni para construir una hermandad en la Selección

Los especialistas en coaching lo llaman gestión de grupo. Para Lionel Scaloni es algo menos científico y más cotidiano. El entrenador de la Selección argentina está convencido de que no hay equipo exitoso sin un plantel consolidado. No hay otra manera. Ese es el abecé de su fórmula, el kilómetro cero desde donde parte su ideología y su manera de entender el juego. Lo pensaba como futbolista, lo pone a prueba todos los días como director técnico.

Qatar 2022 es el Everest para este grupo de la Selección, pero sobre todo para Lionel Messi, que transita la recta final de su carrera. El desafío más grande de su vida. El tiempo es un enemigo y el rosarino ya no tendrá muchas más oportunidades para ir en busca del trofeo más extraordinario del fútbol. Es ahora o -tal vez- nunca.

Pero Scaloni tiene un plan para que Messi desembarque en Doha con una mochila con menos peso. Plan que ya puso en práctica de manera brillante en la Copa América de Brasil: el grupo como columna vertebral . “Leo está cómodo y bien”, repite. Y tiene razón: apesadumbrado en el PSG, a Messi le brillan los ojos cuando juega con la Selección. No todo se trata del desafío que implica un nuevo Mundial: se siente contenido por sus compañeros.

“Logramos -detalla Scaloni- que el grupo asimile quién es él y que sea uno más. Lo que tendría que haber sido normal siempre, empezó a ser normal hace un año y poco más”. Esas declaraciones del entrenador de la Selección reflejan una realidad que durante años incomodó a Messi, que quiere que lo traten como uno más. No pretende reverencias de sus compañeros, mucho menos del cuerpo técnico, algo que Scaloni siempre supo y respetó. La premisa parte desde un concepto claro: Messi es el mejor, pero hay que llevarlo como uno más.

Argentina pretende replicar en Qatar la receta que utilizó en la Copa América de Brasil. Saben desde la AFA que no será lo mismo, que un Mundial saca lo mejor y lo peor de cada seleccionado, pero confían en la capacidad de Scaloni, que desde que asumió como DT superó las pruebas que tuvo. Una capacidad particular que escapa de las cuestiones futbolísticas. El DT como líder de grupo, como punto unificador.

Te puede interesar