$ 6 mil millones de pesos le costará a los argentinos reemplazar los billetes

Actualidad 24 de mayo de 2022
El diputado radical Luis Petri señaló en redes sociales que costaría $ 6 mil millones reemplazar la totalidad de los billetes de $ 1.000, $ 500 y $ 200 que hay en circulación.
cobro
$ 6 mil millones de pesos le costará a los argentinos reemplazar los billetes

Los especialistas consultados advierten que nunca se cambian todos los billetes al mismo tiempo, sino que se hace gradualmente.

A poco más de 3 años del lanzamiento de la serie de animales, hoy esos billetes representan el 37% de los 5.443 millones de billetes que circulan.

A raíz de la intención del Banco Central de la República Argentina (BCRA) de reemplazar los billetes con figuras de animales autóctonos por una nueva serie con próceres y referentes de la cultura argentina, circularon en redes sociales cifras sobre cuánto costaría reemplazar los billetes. “Voy a solicitar al BCRA se abstenga de reemplazar los billetes teniendo en cuenta su costo, $ 6 mil millones, y la emergencia promovida por el oficialismo”, dice el tuit que publicó el 8 de enero último el diputado Luis Petri (UCR), que cosechó 3.900 retuits y 8.900 “Me gusta”.

De dónde surgen esos números

“Los datos que nosotros teníamos son coincidentes con los que tenía una consultora que publicó La Nación”, aseguró Petri a Chequeado. En el artículo periodístico publicado el 28 de noviembre último, se hizo el ejercicio hipotético de lo que costaría reemplazar la totalidad de los billetes de $ 1.000, $ 500 y $ 200 que hay en circulación, los 3 valores en los cuales la imagen de los animales autóctonos no conviven con la serie anterior (porque no había billetes de la vieja serie de esos valores).

A su vez, el dato de lo que costaría imprimir cada billete surgió de un cálculo que elaboró el economista Gabriel Caamaño, de la consultora Ledesma, en base a información que en su momento aportó el BCRA. “Lo que hicimos fue actualizar el costo de noviembre de 2017 por la variación de precios y el dólar”, explicó Caamaño, en diálogo con este medio, quien aclaró que ellos no hicieron ningún informe al respecto.

Ese mes, con motivo del lanzamiento del billete de $ 1.000, el organismo monetario había informado que el costo unitario de cada billete de $ 100 era de $ 1,47; los de $ 200 y de $ 500 costaban aproximadamente $ 1,65 cada uno y el de $ 1.000, cerca de $ 1,90. Con esto, a fines de 2017 imprimir cada billete costaba, en promedio, aproximadamente $ 1,66.

Así, la actualización de Caamaño llega a la conclusión de que el costo promedio de cada billete es de $ 4,63. Ese monto, multiplicado por el circulante total de billetes de $ 1.000, de $ 500 y de $ 200 (1309,5 millones de billetes), arroja una cifra de $ 6063 millones.

Cómo se reemplaza una serie de billetes

Lo que está en discusión, sin embargo, no es la cuenta de lo que saldría reemplazar todos los billetes -que en todo caso podría dar un número cercano al que tuiteó Petri-, sino el modo y el tiempo en que normalmente se cambia de serie. En rigor, lo que muestra la historia es que nunca se rescató toda la moneda que está en circulación para introducir un nuevo motivo, salvo en los casos en los que se modificó la denominación, como en el proceso de cambio del Austral al Peso Convertible.

“Nunca se cambian todos los billetes al mismo tiempo; es un despropósito hacerlo así. Lo lógico es hacerlo gradualmente”, advirtió Caamaño.

En la misma línea, Martín Kalos, economista jefe de Elypsis, explicó a este medio que cuando se reemplaza una serie por otra “se van emitiendo billetes nuevos en la medida en que los billetes gastados van de vuelta al Banco Central”.

Por su parte, Petri reconoció que el número que aportó en su tuit suponía un reemplazo total de los billetes de animales en circulación, aunque sostiene que esa fue “la primera versión” que había trascendido desde el Gobierno nacional. “En notas, con voces en off que se consultaban desde la Casa Rosada hablaban que se iba a reemplazar todo, hasta se hablaba que este proceso podía demorar 6 meses”, aseguró el diputado a Chequeado.

Lo cierto es que la primera nota periodística en la que se habló de la idea del Gobierno de cambiar la serie de los animales autóctonos de los billetes fue en la entrevista que el 17 de noviembre último Alberto Fernández, cuando todavía era candidato, ofreció al diario Página 12. Luego, un mes más tarde fue el titular del Banco Central, Miguel Ángel Pesce quien en una entrevista con Crónica HD, confirmó el anuncio y aportó más detalles sobre el proceso, que incluirá además la incorporación de billetes de $ 2.000 y de $ 5.000.

En aquel reportaje, 20 días antes del tuit de Petri, Pesce detallaba que el recambio se haría “sin apuro, porque hay billetes impresos, hay billetes imprimiéndose y no vamos a gastar el dinero que nos cuesta fabricar esos billetes”. En el entorno de Pesce agregaron que nunca pensaron en tirar los billetes que están en stock, ni el papel que está en stock, ni la tinta que está en stock. “Pesce fue secretario de Hacienda, no hace ese tipo de cosas”, sostuvieron.

Te puede interesar