Importaciones: en el primer mes del nuevo sistema de control, la industria teme que las restricciones afecten aún más el nivel de actividad

Economía 21 de noviembre de 2022
Unos 15.000 operadores pidieron divisas a precio oficial a través del Sistema de Importaciones de la República Argentina (SIRA), que ya identificó 600 operadores “de alto riesgo”. Un informe de la UIA advirió que ya en septiembre, antes del inicio del sistema, la actividad cayó 3,6% por falta de insumos
importaciones

El nuevo sistema de autorización de pago de importaciones (SIRA) cumplió un mes de vigencia y, mientras ajusta todavía su funcionamiento en una mesa en la que ya incluyó al sector privado, en las primeras cuatro semanas se realizaron pedidos de divisas a precios oficial para el pago de bienes al exterior por USD 13.400 millones. En paralelo, la industria alerta que la ralentización del flujo de insumos ya tuvo un impacto en la actividad fabril.

Por la falta de dólares, prevén que el año terminará con un freno en la actividad económica
El Gobierno y las consultoras aseguran que habrá un “arrastre” negativo de la última parte de 2022 hacia el año próximo. Para 2023 el Ministerio de Economía cree que el crecimiento podría ser mayor al 2% presupuestado

El Sistema de Importaciones de la República Argentina reemplazó al antiguo esquema de SIMIs y comenzó a funcionar el 17 de octubre pasado. Para el Gobierno, el sistema tiene como ventajas una trazabilidad mayor y una fecha de pago concreta para el giro de dólares desde el Banco Central para realizar la operación de comercio exterior. Los plazos en los que se autoriza ese pago, que va desde los 60 días para las pymes hasta 180 días, todavía es materia de discusión y de tira y afloje con las empresas.

Solicitudes 
De acuerdo a datos actualizados, durante el primer mes de operación del SIRA se registraron 130 mil solicitudes de importación por parte de 15 mil contribuyentes, por un total de USD 13.400 millones. Cálculos preliminares de AFIP y Aduana hablaban, hasta hace algunos días, de que poco más de la mitad de los trámites son aprobados. Para otros casos, el Poder Ejecutivo pide a cada compañía alguna explicación. 
 
Deuda en dólares: los inversores ahora ven factible un escenario favorable para el próximo gobierno
Se registra mayor interés de locales que optan por dolarizar carteras, pero también extranjeros que aprovechan que las cotizaciones siguen en valores deprimidos. Las miradas ya están puestas en el margen de maniobra que evita una reestructuración en el futuro

Esos son los casos que “saltan” en una suerte de mapa de calor que actúa como matriz de riesgo y que funciona como filtro. Una fórmula establecida por AFIP y Aduana determina, en función del comportamiento de ese CUIT en los últimos dos años, si se trata de un importador habitual o no y por qué montos operó. Si esos criterios arrojan dudas, se piden explicaciones. Los últimos números muestran que hay unos 600 operadores de “riesgo alto” por un monto de divisas solicitado de USD 2.340 millones.

 AFIP y Aduana supervisan el funcionamiento del nuevo esquema de autorización de pagos de importaciones
El Gobierno también cuenta con información adicional en ese tablero general sobre la evolución del SIRA en tiempo real. Uno de ellos es cuántas empresas tienen deuda con la AFIP. De las poco más de 12 mil que habían iniciado trámites, cerca de un tercio tenían este tipo de pasivos. Desde el equipo económico aseguraron que el hecho de tener deuda impositiva no impacta en ese semáforo por el que AFIP hace el filtro. 
 
La Argentina, que fracasó al competir por la presidencia del BID, es el principal deudor del banco regional
La deuda argentina supera la del resto de los países de la región. En las próximas horas se oficializará el nombre del reemplazante de Mauricio Claver-Carone. Cecilia Todesca, la candidata del gobierno de Alberto Fernández quedó fuera de carrera

Desde la puesta en marcha del SIRA el Gobierno se vio obligado a reajustar algunas clavijas del sistema. En ese sentido, habilitó un canal automático de 50 mil dólares para pymes para cerrar algún contrato de importación, también aumentó el límite de compra al exterior vía courier hasta 3 mil dólares y conformó una mesa de trabajo que se reúne entre dos o tres veces por semana a la que incluirá también a un funcionario de la Unión Industrial Argentina.

Industria: cayó 3,6% en septiembre por falta de insumos
A propósito de la puesta en marcha del SIRA, una preocupación central en el sector privado tiene que ver con el flujo de divisas a precio oficial para la importación de bienes y servicios. De hecho, según un informe reciente de la Unión Industrial Argentina (UIA), la actividad fabril ya muestra el impacto del faltante de insumos y el freno en algunas plantas.

“En septiembre la actividad industrial registró una suba de 4,9% interanual, desacelerándose respecto de los meses anteriores. En tanto, registró una caída de 3,6% mensual respecto del mes de agosto (sin estacionalidad), en gran parte como consecuencia de problemas de abastecimiento de insumos y algunas paradas de planta”, explicó el reporte mensual de la entidad que conduce Daniel Funes de La Rioja.

“Los datos disponibles de octubre muestran una situación dispar. Si bien algunos indicadores de producción siguen mostrando subas interanuales, los indicadores asociados a la construcción registran caídas. En tanto, la demanda de energía eléctrica de Grandes Usuarios Industriales se observa relativamente estable (+1,1% interanual)”, continuó la UIA.

Por otra parte, plantearon que la expectativa para la parte final del año estará marcada necesariamente por algunas variables macro además del faltante de insumos, entre ellos, la inflación y las tasas de interés que tras el aumento de los últimos meses hicieron más caro el crédito para las empresas.

“Para los próximos meses el escenario es desafiante. El déficit del saldo comercial volvió a generar preocupación sobre las reservas del BCRA, en un marco de mayores restricciones sobre las importaciones. Esto está impactando sobre la producción y las perspectivas para el último trimestre. A ello se suma la aceleración de los costos, con niveles de inflación por encima del 6% durante los últimos cuatro meses”, consideró la Unión Industrial.

“Las subas en las tasas de interés comienzan a mostrar un impacto negativo en el financiamiento del sector privado: en octubre, se contrajo -12,7% interanual en términos reales, acelerando la caída respecto a los meses anteriores. De cara a los últimos meses del año, la actividad industrial estará condicionada por el devenir del contexto macroeconómico, el abastecimiento de insumos y el acceso al crédito”

La UIA recibió con escepticismo la llegada del SIRA. Algunos días después de la presentación del sistema y luego de mantener reuniones con funcionarios del área, la junta directiva de la institución manifestó “la concreta preocupación ante las complicaciones en el acceso a insumos importados”. Y aseguraron que se necesitarán “mecanismos previsibles que eviten discrecionalidades y permitan la planificación de la producción, quedando claro que es expresa la necesidad de certidumbre que no queda despejada en este punto con la mecánica dispuesta”.

Te puede interesar