Marcelo Lewandowski: “Nos debemos un replanteo en el peronismo, si no damos respuestas nos vamos a chocar la cabeza contra la pared”

Actualidad 18 de julio de 2023
Tras la categórica derrota del oficialismo, el candidato a gobernador del PJ tiene previsto reunirse en las próximas horas con los otros tres postulantes de la interna
Marcelo Lewandowski
Marcelo Lewandowski

 Marcelo Lewandowski durmió entre tres y cuatro horas. Fue el candidato más votado de la interna del PJ -17,8%- en las PASO santafesinas de este domingo, pero quedó tercero en la general –apuntaba a salir primero– y la diferencia con la coalición opositora fue de 35 puntos, una brecha demasiado abultada: las encuestas más pesimistas, en las que nadie creía, arrojaban una distancia de 25 puntos entre ambos frentes.

“Acá lo importante es el día de mañana, lo que pasó puertas adentro lo tendremos que resolver. Hoy necesitamos de todos los sectores”, asegura el senador entrevistado por Infobae en sus oficinas de la calle 9 de Julio, en el centro de Rosario, en el mediodía de este lunes post electoral.

 
Este martes está prevista una reunión en la capital entre los cuatro precandidatos de Juntos Avancemos. A punto de perder la provincia en las generales del 10 de septiembre, tras la categórica derrota de este fin de semana, los vínculos en el peronismo provincial están bien tirantes.

–¿Qué explicación le encuentra al resultado?

-Desde un primer momento sabíamos que al conformar todos los pedazos de la oposición, como ocurrió, si tomamos lo que ocurrió en el 2019, donde ganó (Omar) Perotti, se juntaron los dos espacios que estaban enfrente del peronismo para competir. Más un escenario, que tanto en Provincia como en Nación, la aprobación de la gente fue decayendo, hace que este escenario es el que se haya presentado ayer. Quizás con la diferencia exagerada de lo que uno pensaba, pero nosotros sabíamos que la competencia era difícil, pero que la vamos a competir ahora en un escenario mano a mano. Y después hay otras cuestiones, una interna muy virulenta de la oposición, mucha gente que no fue a votar, tuvimos una interna pacífica, quizás haya algunos sectores que hayan ido a definir quién quería que jugara del otro lado. Hay muchos análisis que se pueden hacer.

“Habrá que replantear varias cosas de cara al 10 de septiembre”
–La oposición, además de la virulencia de la interna, nacionalizó la elección, a diferencia de ustedes. ¿Cree que fue una estrategia errada?

-Siempre entendemos que en la provincia no siempre se vio bien la participación de dirigentes nacionales para definir listas. Entonces creo que nosotros hablar de los problemas de la provincia, de entender que está bien y que está mal, y hablar de ese proyecto, entendíamos que era la mejor alternativa. Pero bueno, habrá que replantear varias cosas de cara al 10 de septiembre.

–Del 2019 a esta elección, el peronismo perdió unos 15 puntos, del 42% al 27%, ¿qué lectura hace? ¿Es un revés al gobierno de Perotti, es un revés al peronismo?

-Haber sido oficialismo en la provincia y en nación durante la pandemia, y todo lo que conlleva la situación del país, sin dudas ha afectado a muchos oficialismos. No la tiene fácil para reelegir el intendente de Rosario, el intendente de Santa Fe quedó afuera de la etapa final. Ha sido para las provincias y las grandes ciudades muy difícil el manejo, y creo que ha hecho mella en los distintos oficialismos, no solamente en el peronismo. Seguramente hay errores propios, factores externos e internos. Obviamente el análisis es puertas adentro para corregir.

–¿Se sintió apoyado por Perotti?

-Acá lo importante es el día de mañana, lo que pasó puertas adentro lo tendremos que resolver y lo que necesitamos es que a partir de ahora todos los espacios del justicialismo más todos los que sumemos desde afuera, vamos a trabajar en pos del triunfo del 10 de septiembre. Después quién apoyó o no, lo discutiremos, ahora hay que empezar otra etapa.

–¿Lo llamó alguien del gobierno nacional?

-Recién me escribió (Eduardo) “Wado” De Pedro.

–¿No lo llamó Sergio Massa?

-El único llamado de cargos formales e institucionales fue el compañero, y ya lo considero un amigo, como José Mayans. Y ayer estuvo en el búnker el ministro Diego Giuliano.

–¿Qué lectura hace de la figura de Agustín Rossi, que es precandidato a vicepresidente? Su candidato, Leandro Busatto, salió último en la interna, y su postulante en la ciudad de Rosario, Roberto Sukerman, perdió la primaria.

-No soy quién para hacer una lectura de un compañero, que es un militante, y mucho menos ahora que tiene un cargo a vicepresidente de la Nación. Están ustedes para hacer evaluaciones y análisis de lo que pasa o por qué pasa. Hoy necesitamos de todos los sectores.

–A nivel provincial sacó 30 mil votos más que Perotti, que compitió para diputado provincial, ¿quién lidera el peronismo provincial a partir de diciembre?

-Lo dije siempre: las construcciones siempre son colectivas. Lo más importante ahora es cómo encontramos una salida para que el peronismo pueda ser competitivo. Creo más que nunca en abrir los brazos.

“El peronismo tiene que interpretar qué es lo que quiere la sociedad”
–Es muy difícil dar vuelta una elección de 35 puntos de diferencia, ¿cómo piensa hacer campaña?

-Vamos a hacer mucho de lo que teníamos pensado, y redoblar los esfuerzos. Hay una batería de cosas que queremos hacer a partir del 10 de diciembre y se lo vamos a ofrecer a la sociedad. No quiero volver a comparaciones futboleras, pero primero que existe dar vuelta los resultados existe, por supuesto que las posibilidades son menos. Pero también entender que nunca nos fue fácil las construcciones. Estoy acostumbrado a que en la vida para llegar a lo que logré siempre me costó mucho. Aceptaremos lo que tenga que ser.

–¿Cree que el resultado de ayer es una luz de alerta para el peronismo?

Son varias luces de alerta, no son solamente las elecciones. El peronismo en el ‘45 existió porque fue revolucionario e interpretó lo que la sociedad quería y lo que necesitaba, y fue motor de ese impulso que cambió la historia argentina. Hoy en el siglo XXI el peronismo tiene que interpretar qué es lo que quiere la sociedad e ir en consecuencia.

–Cree que hoy el peronismo no lo está haciendo.

-En muchos casos no, claramente, si no no tendríamos estos escenarios. Nos debemos un replanteo, un compromiso militante y fundacional de lo que necesita el peronismo en el siglo XXI. Nosotros hoy tenemos que hacer lo mismo que el peronismo del ‘45, que fue su nacimiento. Si no damos respuestas a eso, nos vamos a chocar la cabeza contra la pared.

–¿Lo llamó a Maximiliano Pullaro?

-No, no hablé.

–Le pregunté antes por el apoyo de Perotti, y es sorprendente que una provincia tan importante como Santa Fe, la tercera en incidencia electoral, no haya tenido el apoyo del gobernador, incluso económico, y que el gobierno nacional no se haya metido. ¿Qué explicación encuentra?

-Prefiero ser cauto porque hay una elección de por medio. No es ahora echar culpas y buscar chivos expiatorios.

–¿Se tiene algo de fe?

Por supuesto, mientras haya vida, hay fe.

FUENTE INFOBAE

Te puede interesar