“En la Argentina pasa lo opuesto al mundo y por eso las compañías eligen irse”, aseguró el vicepresidente de la asociación de líneas aéreas

Actualidad 02 de julio de 2021
En un clima de tensión entre el Gobierno y el sector, Peter Cerdá habló con Infobae y advirtió de los peligros de limitar el ingreso de pasajeros: “La Argentina hace todo lo contrario a la región, que se está abriendo y adaptando al coronavirus”
PETER CEDRA
Vicepresidente para las Américas de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), Peter Cerdá.

La Decisión Administrativa 643/2021 del viernes pasado impuso el “cepo aéreo” reduciendo de 2000 a 600 la cantidad de pasajeros que pueden ingresar por día desde el extranjero. Fundamentada en impedir y reducir la circulación de la variante delta del Covid-19, produjo cancelaciones masivas de vuelos, dejó miles de argentinos y residentes varados en el exterior y causó gran malestar en el sector aerocomercial.

Hay vuelos que llegan a Ezeiza vacíos de pasajeros o con menos de una treintena: operar en esas condiciones se vuelve casi imposible.  
 
“Faltando una semana, no sabemos nada sobre lo que el Gobierno planteará, necesitamos más previsibilidad. Sería bueno recordarle a las autoridades que las aerolíneas eligen irse del mercado argentino ante tantas complicaciones”, advirtió Peter Cerdá, vicepresidente regional para las Américas de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA por sus siglas en inglés), en esta entrevista con Infobae.

“En estos momentos hay medicamentos, equipos médicos, ciertas vacunas, equipamientos, en definitiva insumos que no se producen en el país y dependen del transporte aéreo”
— ¿Por qué quieren reunirse con el Gobierno?

— Queremos dialogar para poner ideas en común y cooperar. Para nosotros la prioridad número uno son los argentinos varados en el extranjero. Lo más importante es que dialoguemos con el Jefe de Gabinete (Santiago Cafiero) para poner sobre la mesa la situación de quienes deben volver a su país y no pueden hacerlo por el cepo aéreo. Hay que correr el foco, no es importante si es una persona en Miami o en otra parte del mundo, lo primordial es que tenga la posibilidad de volver. En segundo lugar, queremos pedirle al gobierno que establezca un plan de trabajo con el transporte aéreo internacional a largo plazo, pensamos en unos cuatro o seis meses. Si las medidas se toman cada quince o diez días, se vuelve muy difícil para las aerolíneas y el sector aeronáutico trabajar en Argentina. Le pedimos al Gobierno más previsibilidad, y poder de anticipación.

— ¿A qué se debe la insistencia de IATA de que esté Santiago Cafiero presente en la reunión?

— Queremos preguntarle por las razones de reducir el cupo de pasajeros que pueden reingresar al país. Por qué hacerlo ahora cuando una buena parte de estos viajeros llegarán al país vacunados. Hacerle saber que nosotros tenemos buena predisposición para trabajar en conjunto, cooperar con el Gobierno, no somos del equipo contrario, nuestra idea es el trabajo en conjunto. Queremos entender los motivos de esta decisión, ya que fue una sorpresa para nosotros que veníamos trabajando con ANAC (Administración Nacional de Aviación Civil) de una manera totalmente distinta.

 (Arribos en el Aeropuerto de Ezeiza (Gustavo Luis Gavotti)
— ¿En qué sentido “distinta”?

— Con ellos (ANAC) veníamos trabajando de forma alineada, considerando incluso la posibilidad de aumentar el cupo por sobre los 2.000 pasajeros diarios. Hay que recordar que el sector aéreo es uno de los que más protocolos y medidas tuvo que implementar desde el comienzo de la pandemia, por lo que el trabajo entre ANAC y las aerolíneas fue abundante en este período.

— ¿Cómo sería posible, según los protocolos existentes, abrir las fronteras internacionales sin que signifique un riesgo?

— Lo importante es remarcar cuál fue el problema. Países como Canadá, el Reino Unido o Chile tienen medidas para el viajero muy similares a las de Argentina: permitir solo el ingreso de ciudadanos y residentes, PCR negativo antes de subir al avión y otro al bajar, por último, una cuarentena obligatoria. Este último punto fue el problema, hubo gente que al volver al país no respetó la cuarentena y esto significó un aumento de los casos. Pero creemos que el sector aéreo no puede ser penalizado por este motivo. Por lo tanto lo único que debería hacer Argentina es controlar que se cumpla la cuarentena obligatoria, y así considerar, como lo hacen otros países, en comenzar a reabrir el transporte internacional en vez de reducirlo.

— El Gobierno apoya su decisión en base a las evaluaciones sobre la variante delta que realizó el Ministerio de Salud. ¿Qué opina al respecto?

— La variante delta llegará a todo el mundo. Ya son muchos los países donde está, incluso más esparcida que en Argentina, y no por eso restringieron el arribo de aviones de pasajeros. Hay que aprender a coexistir con la pandemia.

 El vicepresidente para las Américas de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), Peter Cerdá. EFE/Alejandro Bolívar/Archivo
— ¿Cuál es la situación del resto de América latina?

— Colombia, México, Perú y Ecuador ya han abierto sus fronteras. Por supuesto mantienen protocolos pero están manejando el coronavirus de una forma balanceada. La región en general y el mundo se están adaptando, se está abriendo, en Argentina pasa lo opuesto. Por ejemplo, pensemos en el llamado turismo de reuniones, los países latinoamericanos comienzan a volver a participar de estos encuentros y ferias en busca de la reactivación económica pospandemia, los empresarios argentinos quedan aislados e impedidos de participar.

— ¿Por qué cree que el gobierno argentino adopta estas medidas?

— Sinceramente no lo sé. El Gobierno actúa de forma ilógica. En vez de imitar los modelos exitosos que existen, toman medidas drásticas y unilaterales que afectan gravemente al sector aéreo y a los sectores que dependen indirectamente, ya sean taxis, cafés y restaurantes, y otras actividades que se realizan en la órbita aeronáutica. Estamos a siete días para que técnicamente caduque la restricción, faltando una semana no sabemos nada sobre lo que el Gobierno planteará, necesitamos más previsibilidad.

— ¿El arribo de qué insumos puede verse afectado?

— El 60% de la carga aérea transportada a nivel mundial se hace en las bodegas de aviones de pasajeros. Pensemos que en 2019, previo a la pandemia, arribaban unos 155 aviones de pasajeros por día a la Argentina, al día de hoy, en un buen día, llegan 3. Entonces es imposible que esto no incida, en estos momentos hay medicamentos, equipos médicos, ciertas vacunas, equipamientos, en definitiva insumos que no se producen en el país y dependen del transporte aéreo.

FUENTE INFOBAE

Te puede interesar