Juan Carlos de Pablo: “Es bajísima la probabilidad de que el Gobierno recupere la credibilidad”

Actualidad 16 de agosto de 2021
El economista aseguró que el escándalo político por la filtración de las fotos del festejo en Olivos en plena cuarentena puede paralizar las decisiones económicas del Gobierno
juan carlos de pablo
JUAN CARLOS DE PABLO ECONOMISTA

¿Es posible que este Gobierno recupere la credibilidad? La probabilidad es bajísima. Si eso es así, la toma de decisiones de acá a 2023, porque no es un tema de esta elección, desde el punto de vista de recuperar la credibilidad, es muy poquita”, aseguró el economista Juan Carlos de Pablo.

“Hacer política económica en estas condiciones es extremadamente difícil. A caballo de eso, tenés funcionarios encargados del área económica, no tenés un equipo económico. No tenes uno que junte los pedacitos, que gerencie. Tenemos una combinación muy complicada por los próximos dos años —señaló—. Cuando vos tenés una crisis de este calibre tenés que esperar, desde el punto de vista humano, que los funcionarios se paralicen. Es lógico. No saben a quién mirar. No tenés nada más que iniciativas individuales”, opinó.  
 
El economista analizó el impacto que puede tener en las decisiones económicas del Gobierno el escándalo que se generó por la filtración de la foto del cumpleaños de Fabiola Yáñez tomada en julio del 2020, en plena cuarentena estricta. “Acá, si no le prestás atención al poder que tiene el Gobierno, a la credibilidad no entendés nada”, aseguró.

“Tiene implicancias desde el punto de vista de los procesos decisorios. Esto paraliza al oficialismo. Sobre la operatoria, hay que esperar porque el oficialismo está en estado de asamblea”, dijo este lunes en declaraciones a Radio Mitre. “El famoso tema del que se habla es la falta de liderazgo, que es una cosa elemental”, agregó.

Acá, si no le prestás atención al poder que tiene el Gobierno, a la credibilidad no entendés nada (De Pablo)
Como ejemplo, el economista destacó la reciente propuesta del Gobierno de plan productivo para sistema agropecuario. “Si quieren que los productores produzcan más, déjenlos de joder. Porque la gente que se levanta todos los días a ver cómo le encuentra la vuelta ya bastante problemas tiene para que se la compliquen entre trámites, amenazas y presión impositiva. Este va a ser el ambiente dentro del cual nos vamos a tener que desenvolver y gracias a Dios que existe la iniciativa privada. Gracias a eso, apenas cayó 10% el PBI el año pasado”, destacó el economista.

Y señaló que a nivel global tampoco se encuentran hoy grandes líderes. “En el mundo tampoco tenemos hoy Charles De Gaulle o un Winston Churchill. Acá no hay liderazgo en el mundo. Recuerdo que Henry Kissinger dijo mejor que no haya demanda por un fuerte liderazgo mundial cuando haya que resolver un problema serio porque la oferta es cero”, señaló el economista. Y puso como ejemplo la actual situación en Afganistán, luego de la fallida retirada del Gobierno de los Estados Unidos.

Consultado sobre la opinión que existe en el mundo sobre la situación económica que atraviesa la Argentina, De Pablo fue tajante: “Nada opinan; no existimos”. Y recordó el viejo chiste sobre los argentinos que circula en el mundo: “El mejor negocio es comprar argentinos por lo que valen y venderlos por lo que creen que valen”.

 El escándalo por la foto del festejo en Olivos puede tener impacto en la economía
“El Gobierno argentino va al G20 a explicar cómo funciona el mundo. Y el mundo no depende de nosotros. Esto es una cosa elemental que entendieron presidentes como Arturo Frondizi y Carlos Menem. Cualquier presidente empieza por entender como funciona el mundo”, indicó.

Con respecto a cómo puede afectar a la economía que el presidente tenga que enfrentar un juicio político, el economista recordó cómo se desarrollaron los casos similares que ocurrieron con presidentes de los Estados Unidos. “El juicio político es una realidad. Tenemos los antecedentes de los Estados Unidos. Bill Clinton sabía que con el tema de Mónica Lewinsky le iban a hacer el batifondo pero no iban a conseguir que los demócratas le bajaran el pulgar. En cambio, cuando Richard Nixon renuncia es porque se aviva que los republicanos le habían soltado la mano y que ese juicio iba a prosperar”, detalló.

“Acá nadie está esperando que el oficialismo le baje el pulgar al presidente. Pero la lógica política es decir ‘esta yo no me la pierdo’. Hacer juicio político es un boccato di cardinale para cualquier partido de la oposición. En este contexto viene el tema”, agregó.

FUENTE INFOBAE

Te puede interesar