Tres escenarios posibles tras las elecciones de noviembre

Actualidad 01 de noviembre de 2021
Sergio Berensztein acerca de la radicalización del Gobierno tras perder las elecciones primarias y en la antesala de una nueva contienda electoral.
sergio-berensztein ch
Sergio Berensztein

En su editorial , Willy Kohan convocó al analista político Sergio Berensztein para evaluar los motivos detrás de la radicalización del gobierno de Alberto Fernández tras la derrota sufrida en las PASO.

“En la Argentina siempre pasa de todo y no sabemos el orden”, aseguró el analista y explicó: “En un clima electoral lo que tenemos son medidas de cortísimo plazo que el Gobierno instrumenta para aparecer haciendo algo sobre prioridades de la sociedad que hasta hace poquito ignoraba, particularmente la inflación”.

 
Para Berensztein, “el Gobierno lo que necesita hacer es mostrar que hace, independientemente de si sirve”. “Aparentemente sirve para recuperar parte del voto duro del FDT que no acompañó al oficialismo el 12 de septiembre, el oficialismo está haciendo algunas medidas que puede que tengan efecto sobre todo en distritos como Buenos Aires donde los intendentes están haciendo más campaña”, consideró el analista. 

 

Asimismo, recordó que “al intervenir en la administración del gobernador Kicillof con Martín Insaurralde a la cabeza los intendentes se sienten más empoderados”.

La oposición:


“Reaparece Macri en el bochorno este de ayer y demostró que tiene el apoyo de un sector importante de la coalición”, analizó en referencia a la fallida citación al juzgado de Dolores.

“En general lo que ves en Juntos por el Cambio el foco puesto en la elección. Donde hubo interna ahora hay cooperación, lo ves con Santilli y Manes trabajando juntos”, reflexionó Berensztein.

La radicalización de los leones sin dientes:
Para Berensztein existen tres escenarios posibles tras la elección del 14 de noviembre. “Uno es que intenten radicalizarse como en Venezuela, eso es inviable en la Argentina”, aseguró.

En segunda instancia, consideró que “otra opción es como ocurrió en Argentina en el 2014 con un Kicillof que devaluó un poquito, corrigió un poquito las tarifas y le dejó el balurdo al gobierno siguiente, esa opción es la más probable”.

Por último, Berensztein se refirió a la opción con bajas probabilidades: “Esta sería lo más lógico, que se pongan a arreglar los problemas. Hay un segmento del Gobierno apunta a esto, por algo entró Manzur como jefe de Gabinete”.

“De estas tres opciones la más loca, la de la radicalización, termina con una crisis, con un ajuste del mercado”, concluyó.

Te puede interesar