¡Tremendo! Anestesista violó a una mujer embarazada que estaba por dar a luz

Mundo 13 de julio de 2022
Las enfermeras sospechaban desde hace meses de su comportamiento y lograron filmarlo en el acto. Fue detenido y buscan otras posibles víctimas.
anestesista
¡Tremendo! Anestesista violó a una mujer embarazada que estaba por dar a luz

El médico anestesista brasileño Giovanni Quintella Bezerra fue detenido el domingo por violación. El hombe abusó de una paciente mientras estaba sedada y se le practicaba una cesárea en el Hospital de la Mujer de Vilar dos Teles, São João Meriti, municipio de las afueras de Río de Janeiro.

Las enfermeras del equipo que realizaba la operación sospechaban desde hace semanas de su comportamiento y lograron filmarlo en el acto con un celular oculto.

El video registró al hombre de 32 años cuando se bajaba el cierre de su pantalón e introducía su pene en la boca de la paciente en pleno parto. La grabación fue entregada a los investigadores de la Comisaría de Atención a la Mujer (Deam) de São João de Meriti, quienes lo detuvieron, según el sitio G1.

Quintella Bezerra fue imputado por violación de persona vulnerable, cuya pena oscila entre 8 y 15 años de prisión. El médico, que completó su especialización en anestesia en abril, trabajaba en al menos 10 hospitales públicos y privados, por lo que temen que haya muchas más víctimas.

Las sospechas del equipo médico que llevaron a su detención

Colegas del médico comenzaron a sospechar de él hace un mes, según indicó la policía Bárbara Lomba, quien lo detuvo. Les llamaba la atención la cantidad de sedante que aplicaba a mujeres embarazadas y la forma en la que se movía del otro lado de la sábana que lo separaba del resto del equipo.

Uno de los profesionales contó, en un comunicado, que el anestesista sedaba “demasiado” y que “las pacientes no podían ni sostener a sus bebés” tras el parto.

El domingo, Quintella Bezerra ya había participado en otras dos cirugías en salas donde la grabación oculta era imposible. En la tercera, el equipo médico consiguió, en el último momento, cambiar de sala de parto, ocultar el teléfono y confirmar el acto.

Según G1, el abuso duró unos 10 minutos. Mientras operaban, del otro lado y a menos de un metro del resto del equipo, el anestesista abusaba de la mujer inconsciente. Luego, tomó una gaza y limpió a la víctima para tratar de ocultar las huellas del crimen.

Según indicaron las autoridades, las enfermeras lograron recuperar la gaza, que será analizada por la policía científica.

Un testigo contó a G1 que notó que el anestesista estaba posicionado hacia el cuello y la cabeza de la paciente, y que hacía movimientos lentos, de adelante hacia atrás, y que por la posición del brazo, parecía estar sujetando la cabeza del paciente hacia su región pélvica.

Te puede interesar