Dos deportistas fueron atacados por un oso y sufrieron graves heridas

Mundo 21 de octubre de 2022
La agresión le provocó a uno de los jóvenes la fractura de un brazo mientras que el otro tuvo ser atendido por cortes en la cara y en la cabeza.
animales oso
Dos deportistas fueron atacados por un oso y sufrieron graves heridas

Estados Unidos está conmocionado tras el ataque que sufrieron dos jóvenes deportistas por un oso en un bosque en Wyoming. Uno de ellos sufrió la fractura de un brazo y el otro cortes en la cara y en la cabeza.

Kendell Cummings y Brady Lowry, compañeros de equipo de lucha libre en Northwest College en Powell, Wyoming, fueron agredidos por un oso pardo el sábado pasado mientras caminaban por el bosque.

Según el relato de los jóvenes, Lowry fue el primero en ser atacado por el animal. Mientras regresaban a su auto, Lowry advirtió que había huellas de osos en el suelo. Cuando se lo comentaba a su compañero, escuchó un ruido entre los árboles.

Lowry contó que solo tuvo tiempo de gritar “¡Oso! ¡Oso!” antes de que fuera derribado por el animal y cayera al suelo.

“Empezó a morderme con fuerza. Me tenía agarrado de mi brazo izquierdo, me estaba sacudiendo y, en ese momento, me rompió el brazo izquierdo”, relató a CNN Lowry.

Lowry le pidió ayuda a sus compañeros y Harrison continuó subiendo la montaña para encontrar a Cummings.

Harrison dijo que encontró a Cummings “regeando por la montaña y empapado en sangre”. “(Cummings) me preguntó cómo se veía y le dije: ‘¡Te ves genial, tenemos que irnos!’”.

El grupo se turnó para llevar a Cummings, quien sufrió las peores heridas, de regreso al comienzo del sendero. Los jóvenes dijeron que caminaron más de un kilómetro y medio antes de que los recogieran los pobladores y, finalmente, los servicios de emergencia.

Se espera que Lowry y Cummings se recuperen por completo. “Nos convertimos en mejores amigos yendo al infierno y volviendo. Ver a alguien sangrar… eso nos enseñó el entrenador. No vas a dejar a un hermano atrás”, dijo Lowry.

Según el Departamento de Caza y Pesca de Wyoming (WGFD), se ha registrado “mucha actividad de osos en zonas bajas” en todo el bosque nacional.

“En la localidad donde ocurrió el ataque, los informes de los propietarios y los cazadores indican que puede haber entre seis y diez osos diferentes moviéndose entre campos agrícolas y pendientes de baja elevación”, dijo Dan Smith, supervisor de vida silvestre de la región de Cody, en un comunicado de prensa.

Smith dijo que WGFD trabajará con el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de EE. UU. para monitorear la actividad de los osos en el área para “tomar decisiones de manejo en mejora de la seguridad pública”.

Te puede interesar