Precios congelados: empresas advierten que habrá desabastecimiento

Economía 21 de octubre de 2021
El presidente de la Cámara de Comercio explicó por qué podrían no conseguirse algunos productos.
economia-desabastecimiento

El presidente de la Cámara de Comercio y Servicios (CAC), Mario Grinman, advirtió este miércoles que “va a haber desabastecimiento” de productos de consumo masivo en lo que resta del año por el congelamiento de precios que impuso el Gobierno y el secretario de Comercio, Roberto Feletti, lo cruzó con dureza acusándolo de “amenazar al pueblo argentino”.

“Ni amenazas a los argentinos y argentinas ni desabastecimiento. Lamentamos mucho este tipo de amenazas que no son a un Gobierno ni a una política, sino al Pueblo argentino”, escribió el flamante funcionario en su cuenta de la red social Twitter, tras leer declaraciones de Grinman.

El empresario había explicado que el desabastecimiento no se producirá por decisión deliberada de las compañías, sino cuando se terminen los stocks de determinados artículos, dado que para volver a producirlos las empresas podrían tener que ir a pérdida por el congelamiento de precios que el Gobierno impuso con una Resolución de Feletti.

“Tengo una sensación rara, mezcla de frustración e incredulidad. Es raro. Es como si un eximio profesional de la salud insistiera en un paciente con un medicamento que nunca ha funcionado”, dijo el empresario sobre la medida que tomó el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti.

Y señaló que los congelamientos y controles de precios nunca han funcionado, no solo en la Argentina sino en el mundo en toda la historia. E indicó que en el país se instrumentó el primer control de precios en 1952.

También dijo que cuando el Gobierno de Mauricio Macri estableció el congelamiento de precios con controles, “tampoco funcionó”. “No sirve, es una aspirina que calma el dolor momentáneo en una enfermedad muy difícil y compleja, que continúa”, dijo en declaraciones a la radio santafesina LT9.

Grinman expresó que si los controles de precios fueran una solución, que los pongan por cinco o diez años en lugar de noventa días como en esta oportunidad. “Lo que pasa es que no funcionan, son paliativos para que la sociedad tenga en un determinado momento la sensación de que las cosas están un poquito mejor, pero no funcionan y va a traer problemas como siempre ha sucedido”, dijo el empresario.

El titular de la CAC advirtió que también están habiendo problemas para la importación de insumos para la producción, cuando el 75% de las compras que el país hace en el exterior tienen como fin la industria local para la elaboración o terminación de artículos, que incluso forman parte de la lista que ahora congeló el Gobierno.

“Cuando vas a un supermercado y tenés ganas de comprar una caja de jugos de naranja de industria nacional, puede que el jugo sea nacional pero la caja, el colorante y el conservante sean importados. Todo esto tiene que ver con el comercio autorizado que está haciendo el Gobierno, dado que a veces autoriza el acceso a los dólares y a veces no”, señaló el empresario.

Griman señaló que él no fue parte de las negociaciones, pero comentó que estuvo hablando con empresarios que son amigos o colegas de trabajo y estos le expresaron que “no pudieron acordar nada, les impusieron todo. Les dijeron: es esto o vamos por la Resolución y vamos a aplicar la Ley 26.680″.

Según el empresario, Feletti retrotrajo todo lo que se había acordado con Paula Español, su antecesora, para poder realizar ajustes sobre el plan Precios Cuidados. “Va a haber desabastecimiento, no tengan ninguna duda. Cuando a alguien se le termine un producto que ya tiene fabricado, si volver a producirlo le provoca pérdidas, no lo va a volver a fabricar. No hay manera”, advirtió Grinman.

Para el presidente de la CAC, es una “definición muy simplista” la que expresa Feletti cuando dice que las empresas deben apuntar en los próximos 90 días a ganar dinero por ventas en cantidad y no solo por precio. “Si yo tengo un producto que no tiene rentabilidad, no lo voy a fabricar para trabajar a pérdida, porque no lo puedo sostener. También tengo proveedores y no les puedo comprar más caro de lo que yo vendo, no es así, no existe”, dijo.

Según Grinman, si el Gobierno detectó subas de entre el 10% y el 25% en algunos productos en la primera quincena de octubre como dijo Feletti, lo que debería hacer es dialogar con las empresas productoras para ver y analizar qué es lo que está pasando. “En una de esas se da cuenta de lo que no tiene que hacer para que los costos de producción no suban”, dijo.

Te puede interesar