Se retira la leyenda del MotoGp, Valentino Rossi

Deportes 15 de noviembre de 2021
El gran piloto italiano le puso este domingo punto final a su exitosa carrera en el motociclismo de velocidad donde ganó nueve títulos mundiales y sumó fanáticos en todas partes del mundo.
deportes valentino

El italiano Valentino Rossi puso este domingo punto final a su carrera deportiva después de 432 grandes premios y 26 temporadas en las que logró nada menos que nueve títulos mundiales, uno de 125cc (1997), otro en 250cc (1999) y siete de 500/MotoGP (2001, 2002, 2003, 2004, 2005, 2008, 2009) y consiguió elevar el motociclismo a cotas nunca alcanzadas gracias a sus celebraciones, su espectacularidad sobre la pista y la manera de hacer las cosas que cautivaron a los aficionados.

Si el número 10 representa en fútbol el símbolo máximo, tales los ejemplos de DIEGO MARADONA o Lionel Messi, el 46 en motociclismo también es marca registrada e identifica a la leyenda llamada Valentino Rossi, quien le bajó el telón a una carrera plagada de alegrías.

Con el décimo puesto conseguido este domingo en el Gran Premio de la Comunidad Valenciana del MotoGP, el italiano escribió la página final de una trayectoria de 26 años.

 
El piloto nacido en la localidad de Urbino, Pesaro, el 16 de febrero de 1979 supo incorporar en la división reina del motociclismo (Moto GP) una nueva categoría: la de tener fans en todos los circuitos.

Es que Rossi cambió todo dentro y fuera de la pista. Se convirtió en ícono y modelo para sus contemporáneos y también para los motociclistas de generaciones posteriores

La carrera del crack se inició allá por 1992 en competencias locales. Al año siguiente, Valentino participó del torneo de Italia Sport Production, con una Cagiva, ubicándose en la duodécima colocación.

Después de ser campeón italiano en los 125cc, Rossi debutó en el Mundial de motociclismo el 13 de marzo de 1996, con una Aprilia, con un sexto lugar en el Gran Premio de Malasia, en la división más chica (125cc).

En esa temporada logró su primer podio (GP de Austria) y su victoria inicial (GP de República Checa). Al año siguiente, Valentino ganó el Mundial de 125cc con una autoridad insultante para sus rivales: se impuso en 11 de las 13 carreras.

En 1998 saltó a la división de los 250cc en la que su futuro rival en 500, Max Biaggi, había logrado cuatro títulos en hilera. Rossi tuvo un estreno prometedor con un subcampeonato, producto de cinco triunfos.

A esa altura, Rossi ya era ídolo y no solo de los tifosi sino también de aficionados al motociclismo, que aplaudían sus extravagantes formas de vestir, su falta de apego a las formalidades y sus respuestas ocurrentes en cada entrevista.

En 1999, el italiano no tuvo contemplaciones y fue campeón de los 250cc, para otorgar el lógico salto a la división reina, en esos momentos los 500cc. En 2001 llegó la consagración con el Mundial, y la victoria en las 8 horas de Suzuka, una prueba de resistencia en la que suelen no destacarse aquellos pilotos que se dedican al Mundial de Velocidad.

Rossi inició la temporada 2002 con un triunfo (Gran Premio de Japón), con una Honda 211V 4T, y a partir de allí inició el coqueteo constante con la bandera a cuadros, a punto tal que fue campeón ese año y los tres subsiguientes: 2003, 2004 y 2005 (los dos últimos con Yamaha).

“Il Dottore” (apodo que sobrevino después de que el propio Valentino observara la cantidad de médicos italianos que había en las guías telefónicas con su nombre) consiguió otros dos títulos más en la máxima divisional: 2008 y 2009.
 

Te puede interesar