Finalmente Novak Djokovic jugará el Abierto de Australia

Deportes 11 de enero de 2022
El tenista serbio ganó el juicio contra su deportación.
deportes novak1
Finalmente Novak Djokovic jugará el Abierto de Australia

Novak Djokovic, ganó en la madrugada de  ayer su batalla legal para permanecer en Australia y disputar el primer Grand Slam de la temporada. Al cabo de una audiencia de alrededor de siete horas, la Justicia de ese país le ordenó al Gobierno la liberación del número uno del tenis mundial, quien se encontraba detenido desde el jueves pasado en un centro de detención de la ciudad de Melbourne, tras la revocación de su visado por no estar vacunado contra el Covid-19.

El juez Anthony Kelly, del Tribunal del Circuito Federal de Melbourne, ordenó al Gobierno australiano a implementar la orden de liberación en los 30 minutos siguientes a la confirmación de su fallo. También instó a devolverle al serbio su pasaporte y sus efectos personales y pagar los costes legales de Djokovic, quien podría jugar en el Abierto de Australia.

Pese a esta resolución favorable para Nole, existe aún una chance de que sea deportado. Es que el gobierno australiano, a través de su ministro de Inmigración, Alex Hawke, tiene la facultad de cancelar el visado de Djokovic y, en consecuencia, forzar la salida del serbio del país.

Así lo advirtió Christopher Tran, un abogado gubernamental, tras el fallo. "Fui informado que (el ministro) considerará si ejerce un poder personal de cancelación", avisó.

En ese sentido, varios medios serbios publican que Djokovic será deportado de Australia pese a la decisión judicial, citando como fuente al padre y al hermano del jugador. "La última información es que quieren detenerlo" dijo Djordje Djokovic, hermano del número uno de tenis mundial, a la emisora TV Prva.

El diario Telegraf, por su parte, asegura que el padre de Djokovic, Srdjan, ha declarado que el Gobierno australiano ha decidido deportar a Djokovic.

El tenista serbio de 34 años pasó las últimas cuatro noches en un centro de detención de migrantes en Melbourne, que quedó en el centro de la escena el año pasado cuando estalló un incendio que obligó a evacuar a los migrantes, momento en que se denunció que la comida tenía gusanos.

Ese lugar, denominado Park Hotel, alberga a unos 32 migrantes atrapados en el duro sistema migratorio australiano, algunos durante años. La instalación de cinco pisos, que alojó al serbio bajo duras restricciones, tiene la particularidad de que nadie puede entrar o salir del lugar, salvo el personal.

Te puede interesar