El tirador de Texas exhibía fotos de armas en sus redes y advirtió que cometería una masacre

Mundo 26 de mayo de 2022
Salvador Ramos tiene 18 años y disparó contra alumnos y maestros de la escuela primaria Robb, en Texas. Asesinó a 18 estudiantes, a una docente y a su abuela.
mundo texas
El tirador de Texas exhibía fotos de armas en sus redes y advirtió que cometería una masacre

Salvador Ramos fue identificado como el tirador que asesinó a 20 personas en una escuela primaria de Texas y luego murió atrincherado. El joven de 18 años solía subir imágenes de armas a sus redes sociales.

Ramos ingresó a la escuela primaria Robb de la ciudad de Uvalde y comenzó a disparar. Allí asesinó a 18 alumnos y a una maestra, y luego murió en un enfrentamiento contra la policía de Texas. Antes de dirigirse a la escuela, asesinó a su abuela.

Este último dato lo brindó el propio gobernador de Texas, Grag Abbot, en conferencia de prensa. “No tengo más información sobre la conexión entre esos dos tiroteos”, concluyó Abbott, quien agregó que Ramos era estadounidense y estudiante del instituto de secundaria de Uvalde.

Cuatro días antes de cometer la masacre, el joven de 18 años publicó en su Instagram una imagen de dos armas largas y etiquetó al usuario @epnupues, al que no conocía.

Minutos después del ataque, el usuario de Instagram publicó una conversación con el asesino. En la charla, Ramos le advertía que le conteste dentro de una hora porque le iba a contar un secreto.

La conversación comenzó el 12 de mayo, cuando -sin conocerla- Ramos le escribió y le preguntó si la joven iba a resubir las historias de Instagram con fotos de armas en las que él la etiquetaba.

El viernes pasado, la joven le preguntó: “¿Qué tienen que hacer tus armas conmigo?”. “Solamente quiero etiquetarte”, fue la respuesta del tirador, que luego le indicó que debía “estar agradecida” de que la haya etiquetado.

La joven le contestó que estaba asustada y la conversación finalizó ese viernes. Este lunes, Salvador Ramos la saludó y le escribió: “Estoy a punto de”. “¿A punto de qué?”, respondió ella, pero Ramos redobló la apuesta: “Te lo diré antes”.

Este martes a las 7 de la mañana, antes de cometer la masacre, Ramos volvió a contactarse: “Te voy a escribir en una hora, pero tenés que responder. Es un secretito y te lo voy a contar”. La joven primero respondió “Ok” y luego le avisó que no se sentía bien y eso podía generar que no le responda.

“Voy a salir al aire”, le escribió a las 9.16 de la mañana. La respuesta nunca llegó y pasadas las 11 de la mañana Salvador Ramos ingresó a la escuela secundaria a cometer la masacre.

Ante la publicación de toda la conversación, miles de usuarios apuntaron contra la joven por “cooperar” con la masacre en Texas, pero ella se defendió: “La única razón por la que le respondí fue porque le tenía miedo. Ojalá me mantuviera despierta para al menos tratar de convencerlo de que no cometiera su crimen. Yo no sabía”.

El jefe de la Policía de Uvalde, Pete Arredondo, aseguró esta tarde que la investigación apunta a que Ramos actuó solo. “A este punto, la investigación nos dice que el sospechoso actuó solo en este crimen”, señaló el uniformado.

Te puede interesar