El pistolero del Paseo Güemes estaría involucrado en un doble homicidio en Salta

Policiales 30 de octubre de 2023
"Semilla", el joven que disparó contra los empleados de Temple, estaría vinculado en el asesinato de Romina Zerda y Johnatan Tolaba.
policiales martin paz

A una semana del episodio violento que se vivió en un bar de Paseo Güemes, continúan las dudas e incertidumbres. En las últimas horas, un dato resonó con fuerza en Ciudad Judicial. Matías Paz, alías ‘Semilla', estaría involucrado en el doble homicidio ocurrido el 11 de octubre del 2021 en Circunvalación Oeste. Advierten que los próximos días serán claves para conocer su oscuro prontuario criminal.

Hace dos años, los cuerpos sin vida de Romina Zerda y Johnatan Tolaba fueron hallados dentro de un vehículo. Las hipótesis apuntan a que se trató de una "mejicaneada", dado que ambos se dedicaban al comercio de drogas sintéticas de diseño. El principal sospechoso, Nicolás Ramos, fue hallado sin vida a los pocos días en un camping de Sauzalito, localidad de General Güemes. Cabe recordar que era intensamente buscado por la policía. Del expediente del caso se desprende un dato celosamente vedado a la opinión pública: el cuerpo del sospechoso tenía un mensaje escrito en el que se mencionan tres nombres que serían los de sus presuntos "jefes".


Según lo publicado por Cuarto Poder Salta, el cuerpo de Ramos llevaba escrito tres nombres: Rafael, "Semilla" y "Pico". El segundo sería nada menos que Matías Paz, el pistolero de Paseo Güemes; en tanto que "Pico" sería Pico Marcilese, uno de los hijos del empresario del mismo apellido condenado por el asesinato del abogado Miguel de Escalada. Se desconoce si el mensaje fue escrito por el mismo Ramos o por terceros, a la vez que jamás se determinó si el hombre se quitó la vida o fue asesinado.


Irregularidades en la causa

Sus restos fueron trasladados al laboratorio de tanatología forense del CIF. Allí, en un grosero error que no cuenta con antecedentes similares en nuestra provincia, el cadáver del joven no fue preservado correctamente y entró en descomposición. Su deceso fue caratulado como asfixia mecánica, a pesar de que su cuerpo fue hallado tendido en el suelo. Semejante irregularidad ameritó que el fiscal N° 1 del Distrito Centro, el Dr. Marcos Ezequiel Molinati inicie una serie de investigaciones dentro del CIF tendientes a esclarecer lo sucedido. El procurador, Pedro García Castiella, removió a Pablo Rivero de la dirección del Cuerpo de Investigadores Fiscales y designó a Gabriela Buabse. En este contexto, el Fiscal ordenó que se procediera al secuestro de celulares de varios integrantes del CIF, entre ellos, el del propio Jefe de Médicos del organismos, el Dr. Daniel Chirife. Por supuesto, todas estas actuaciones se realizaron con total hermetismo.

Macabras coincidencias Fue la propia Buabse quien solicitó la elevación a juicio del caso que involucra al hijo de Pedro Marcilese y que derivó en su condena en el año 2017. Cuatro años más tarde, sería designada como directora del CIF por una irregularidad que podría exonerarlo de responsabilidades en uno de los casos más conmocionantes de Salta. El hecho por el que fue enviado a prisión guarda escalofriantes similitudes con el episodio del domingo pasado en el bar Temple. "Pico" junto a otro cómplice ingresaron violentamente en el domicilio de un joven, robaron pertenencias, amedrentaron a su esposa embarazada con un arma de fuego y huyeron. La víctima había advertido movimientos extraños. 

De hecho, el parte de prensa oficial del Ministerio Público Fiscal relata textualmente: "En la vereda, indicó la víctima, vio pasar un automóvil Volkswagen Bora negro con tres ocupantes, quienes ingresaron en contramano por una calle aledaña, lo que le llamó la atención". ¿Pura coincidencia? Policías en la mira El viernes a las 7:30 de la mañana miembros del CIF irrumpieron en un domicilio de barrio Costa Azul donde Paz se encontraba alojado desde, al menos, cuatro días. Se trata de una barriada preminentemente policial habitada, en su mayoría, por ex miembros de la fuerza, aunque el propietario de la vivienda -de apodo "bumbuna"- sería un conocido miembro de la barrabrava de Juventud Antoniana.

Te puede interesar