El tiempo - Tutiempo.net



Un bebé murió a las pocas horas de nacer porque las enfermeras tardaron en atenderlo

La madre de la víctima relató que escuchó al personal salud hacer bromas sobre caramelos mientras ella pedía ayuda.

Mundo 11 de julio de 2024 Guadalupe Montero Guadalupe Montero
salud-bebe

Un bebé murió a pocas horas de nacer por falta de oxígeno. Su madre asegura haber escuchado a las enfermeras hacer bromas sobre caramelos cuando ella, desde la sala de espera, gritaba de dolor y pedía ayuda mientras sangraba antes de parir.


La investigación reveló que el nene podía haber sobrevivido si la embarazada hubiese sido atendida de inmediato cuando llegó al hospital con riesgo de vida tanto ella como su bebé. El personal de maternidad demoró 40 minutos en evaluarlos.

Amelia Bradley, de 26 años, llegó al Hospital King’s Mill en Sutton-in-Ashfield, Nottinghamshire, en septiembre del año pasado con trabajo de parto. Mientras estaba en la sala de espera rogando atención, escuchaba que el personal conversaba y decía: “No puedo creer la cantidad de caramelos Haribo que comí esta noche”.

El pequeño Theo Bradley tuvo que ser reanimado después de los retrasos en su atención. Amelia debería haber sido atendida dentro de los 15 minutos de haber llegado al hospital, ya que no había nadie más que ella esperando en ese área. Sin embargo, tardaron más del doble en ingresarla.

Los médicos descubrieron que Theo tenía un ritmo cardíaco lento y por eso fue directo a cesárea. Según los informes, existía riesgo de vida de la madre o del bebé. Después de su nacimiento, el bebé fue trasladado a neonatología para recibir los cuidados necesarios, pero su salud se fue deteriorando y murió al día siguiente en los brazos de sus padres.

Te puede interesar
Lo más visto