Sigue el escándalo por los militantes del Bicentenario

Actualidad 22 de junio de 2021
Dos funcionarios de la Casa Militar aparecen en los videos cuando dejaron avanzar a manifestantes kirchneristas la noche del homenaje a Güemes.
organizaciones sociales

Tras la polémica que se generó luego de que dejaran pasar a una columna de militantes kirchneristas a la zona del monumento a Martín Miguel de Güemes durante los homenajes por el bicentenario de su muerte, empieza a surgir información clave sobre lo ocurrido en la víspera del 17 de junio. Uno de los videos que circulan desde la noche de la Guardia bajo las Estrellas muestra al director de Operaciones de la Casa Militar, capitán de fragata Gonzalo Gordillo, al lado de un uniformado que les anuncia a los manifestantes que podrían avanzar hacia el hotel Sheraton, donde se alojaba el presidente Alberto Fernández. El funcionario también estuvo en los violentos incidentes que se produjeron durante el velatorio de DIEGO MARADONA en Casa Rosada. La fiscalía provincial, en tanto, resolvió derivar la investigación al fuero federal.

Alberto Fernández llegó a Salta el miércoles para participar de los homenajes al héroe gaucho que se realizarían esa noche y al día siguiente en el monumento que lleva su nombre. Los actos se harían con público acotado porque así lo estableció el COE (Comité Operativo de Emergencia), que también decidió suspender el tradicional desfile gaucho por la situación sanitaria vinculada con la segunda ola de la pandemia.

Sin embargo, durante la Guardia bajo las Estrellas empezaron a circular videos en los que se veía que agrupaciones sociales que apoyan al Presidente pasaban el vallado que se había colocado en la Avenida del Bicentenario para impedir la circulación, lo que desató polémica por el incumplimiento a las normas sanitarias de prevención y a la disposición del COE, que estipuló que las actividades se hicieran sin grandes concentraciones.

Lo sucedido derivó en la renuncia del titular del COE, Francisco Aguilar, molesto por el desborde. El gobernador Gustavo Sáenz emitió un mensaje por redes sociales el domingo por la noche. Pidió que se investigara lo ocurrido, aunque aclaró que los manifestantes fueron hasta el hotel Sheraton para saludar al Presidente, pero que no participaron de los actos en el monumento.

De las imágenes que se conocieron se desprende que Gonzalo Gordillo y un colaborador suyo, de apellido Orellana, estaban al lado de un policía que les anuncia a los manifestantes que los dejarían avanzar hacia el hotel. "Los vamos a acompañar hasta la puerta del Sheraton", les dice y las organizaciones lo aplauden.

Gordillo está señalado como la persona que durante el funeral de Maradona ordenó impedir que siguiera pasando hacia la Plaza de Mayo la gente que quería llegar a despedir al ídolo futbolístico en la Casa de Gobierno, lo que derivó en violentos incidentes entre hinchas y uniformados.

Este enfrentamiento generó una polémica similar a la que se produjo en Salta, ya que desde el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires informaron que funcionarios de la Nación habían organizado el operativo de seguridad, mientras que la Nación lo negó.

Según publicó Infobae, antes del funeral de Maradona se hizo una reunión de coordinación en Casa Militar, en la que estuvieron autoridades del Ejército, la Marina y la Policía Federal, además de la Policía de la Ciudad. En ese encuentro participó el director de Operaciones de la Casa Militar, capitán de fragata Gonzalo Gordillo, quien era el enlace con la Policía de la Ciudad. Y fue Gordillo quien ese día solicitó, a las 12.30 "obturar el ingreso de público a la Plaza de Mayo". Sin embargo, la ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, negó que la Nación tuviera algo que ver con la decisión y responsabilizó a la Policía de la ciudad de Buenos Aires.

Fuente: El Tribuno.

Te puede interesar