Los padres de Franco Wilde dieron detalles de la injusta imputación de su hijo en exclusiva para Salta + Iva

Opinión 06 de julio de 2021 Por Guada Montero
Hubo sentencia pero no justicia.
salta mas iva padres de wilde

El joven de 18 años fue condenado a la pena de seis años de prisión por el abuso sexual con acceso carnal en perjuicio de una menor.

De acuerdo a la denuncia radicada por el padre de la víctima, el abuso sucedió durante una fiesta de fin de año en el predio Gauchos de Güemes en enero de 2019.

En el juicio sostuvieron la culpabilidad del joven. 

Los jueces de la sala V, Mónica Faber, Marcelo Rubio y Gabriela Romero Nayar, dieron a conocer los fundamentos del fallo brindado el pasado 7 de mayo. Entre los argumentos dijeron que el testimonio de la víctima, en conjunción con otras pruebas, es fundamental, puesto que aquel testimonio, ha superado el examen de “fidelidad y veracidad” de las distintas psicólogas que entrevistaron a la menor.

La familia de Franco Nicolás Wilde, no cesa de exigir justicia luego de que se dictara una condena en su contra, de 6 años de prisión por haber sido supuesto "autor material y penalmente responsable del delito de abuso sexual".

A partir de estos hechos, Luis “Gordo” Puló entrevistó en Salta + Iva a Walter y Cecilia, padres de Franco Wilde quienes dieron su versión de los hechos y algunas contradicciones suscitadas durante el juicio. 

En la entrevista Walter y Cecilia, padres de Franco Wilde, detallaron y describieron en Salta + Iva: 

“Esa noche los chicos fueron a la fiesta cada uno con su grupo en algún momento se encuentran y empiezan a charlar, estuvieron charlando toda la noche, Martina lo buscaba a Franco quería llegar a algo, (siempre fueron amigos desde hace mucho tiempo), un amigo de Franco se acerca a Martina para preguntarle cómo le había ido con Franco y ella parece que le dice que Franco no quiere nada. Entonces al parecer este amigo le dice que no sea maricón, chapatela. Los chicos deciden irse a caminar en la parte detrás del salón de bajo de las ventanas de los baños del predio Gauchos de Güemes. 

Allí empiezan a tocarse y a besarse por encima de la ropa sentados de bajo de la ventana y eso se fue intensificando y Franco le pregunta  a Martina si quería ir a un lugar más íntimo para avanzar sobre el trato sexual que ya se había iniciado ahí afuera y ella dice que sí. En ningún momento Franco la forzó. 

Todo lo que estamos hablando hasta ahí coinciden ambos en la causa. Entonces deciden ingresar al baño de mujeres por la ventana de atrás para continuar con mayor privacidad y ella dice que en algún momento le retira el consentimiento de todo lo que estaban haciendo. Franco dice que nunca le dijo que no, ni una mueca ni nada. 

Franco en sus declaraciones dijo que él se había desprendido el primer botón, ella me desprende todos los botones del pantalón, lo baja y me hace el primer sexo oral y después se levanta, nos seguimos tocando, y le hace otra vez sexo oral y no hay pruebas de que haya sido forzada de ninguna manera. Incluso en el mismo juicio el abogado le pregunta: 

-       ¿Franco te gritó? 

-       Y ella contesto: ¡No!; 

-       ¿Te amenazó con algo?

-       ¡No!.

“Hay muchas contradicciones y mentiras demostradas en el mismo juicio por eso es que nosotros realmente no entendemos por qué el juicio en la sentencia tiene como fuente de convicción excluyente para la reconstrucción de ese puntual hecho de retiro de consentimiento en medio del acto sexual que ya había empezado y continuaba de forma consentida, él tiene como fuente la declaración de la denunciante, Martina Gómez”, concluyeron sus padres en Salta + Iva. 

Te puede interesar