Con la salida de Messi, se cae a pedazos el Barcelona

Deportes 12 de agosto de 2021
El club catalán sufre un efecto contrario al que se vive en PSG, que vive un crecimiento exponencial con la llegada del ídolo.
deportes messi barcelona

La salida de Lionel Messi podría afectar a Barcelona mucho más que en lo deportivo. Estas consecuencias ya empezaron a verse en los primeros días de esta nueva era: mientras que la camiseta número 30 del PSG se vende a mansalva en todo el mundo, cayó drásticamente la demanda del merchandising oficial y de entradas para ver al conjunto catalán. 

Cómo es el “petit” barrio donde está la mansión que quiere Antonela Roccuzzo en las afueras París
En este corto período, la venta de casacas del culé en tiendas oficiales disminuyó en un 80%. Por su parte, el Barsa puso 30 mil localidades a disposición de sus socios para el partido frente a Real Sociedad, por la primera fecha de LaLiga. Sin embargo, la respuesta no fue la esperada: los tickets estuvieron lejos de agotarse y las autoridades abrieron la venta al público en general.

La consultora Brand Finance estimó que la marcha de Leo podría costarle 137 millones de euros a Barcelona en valor de marca, lo que supondría una disminución del 11% respecto la actual valoración de 1.266 millones de euros. La gran caída se sentiría en los ingresos comerciales, que se verían reducidos en 77 millones de euros, mientras que en concepto de ventas de camisetas y otros productos de mercadotecnia la merma sería de 43 millones.

El tercer concepto por el que el Barcelona perdería dinero sería en los ingresos por día de partido y los resultados en el campo de juego, con una caída de 17 millones.

Marc Ciria, experto en las finanzas del Barcelona y director general de Diagonal Inversiones explicó: “A partir de ahora, para mantener a los patrocinadores tendrá más importancia la competitividad del equipo que los nombres, pero es evidente que el adiós de Messi tendrá consecuencias a nivel de patrocinadores para el club”.

“Ahora se tiene que ganar Champions Leagues. Ya no valdrá con una cara como hasta ahora. El rendimiento deportivo será clave para quedarse con los patrocinadores. Messi les aportaba un relato y ahora se quedaron sin él. Hay que apostar a medio plazo por otros emblemas salidos de La Masía como Ansu Fati, aunque no lleguen al nivel de Messi”, agregó durante una nota con la agencia EFE.

    
“Hasta ahora cuando se negociaba con un patrocinador el escudo del Barsa era Messi. Ahora deberá serlo el club, aunque se está intentando de manera rápida que Memphis Depay coja relevancia a corto plazo en este sentido”, insistió Ciria.

Y completó: “Si Messi vendía 8 de cada 10 camisetas del Barcelona, en el mejor de los casos Depay podría vender 5 y evitar que la caída de las ventas de camisetas azulgranas (suponen entre 20 y 30 millones anuales para la entidad) fuese más allá del 30% en el corto plazo”.

Te puede interesar