En Salta inició un plan de contingencia contra el dengue

Actualidad 07 de octubre de 2021
Desde la cartera sanitaria se adaptará un procedimiento general acorde a la situación epidemiológica de cada municipio. Además, se capacita a los operarios de las áreas operativas para intensificar las tareas de descacharrado.
dengue

En Salta inició un plan de contingencia contra las enfermedades transmitidas por mosquitos, que prevé un trabajo articulado entre el Ministerio de Salud Pública, el Programa Nacional de Control de Vectores y los municipios de la provincia.

Este plan se adecúa a la realidad epidemiológica de cada localidad, teniendo en cuenta las enfermedades transmitidas por el Aedes aegypti, como el dengue, zika y chikungunya.

“Trabajamos para prevenir los casos de alguna de estas infecciones en las áreas de mayor incidencia y para evitar la propagación del mosquito”, dijo el jefe de la Sala de Situación, Miguel Astudillo.

Agregó que ya se está capacitando a los operarios municipales para intensificar las tareas de descacharrado y de desmalezamiento para eliminar posibles criaderos del vector en los departamentos con mayor riesgo, que son Orán, San Martín, Anta y Capital.

También, el funcionario explicó que se emplearán diferentes métodos que permiten identificar la presencia del mosquito, como la Vigilancia Entomológica con Ovitrampas y el Levantamiento Rápido de Índices de Infestación de Aedes aegypti (LIRAa), entre otras.

“Estos métodos permiten evaluar el riesgo de cada localidad, es decir, la facilidad para transmitir la enfermedad”, afirmó Astudillo.

Las ovitrampas son recipientes de color negro, donde las hembras de los mosquitos depositan sus huevos, que crecen hasta convertirse en larvas, pupas y mosquitos adultos. En su interior, los frascos contienen tela, sustrato de papel, o baja lengua.  Suelen usarse para determinar la presencia y la actividad del mosquito. 

El LIRAa es el nombre utilizado para designar al método de monitoreo entomológico que puede realizarse rápidamente a fin de identificar los criaderos más relevantes del vector, lo que permite establecer los riesgos para la comunidad para la menor o mayor aparición de casos de dengue.

Además, Astudillo informó que, desde el primero de octubre, el Ministerio de Salud Pública inició la vigilancia intensificada de pacientes con Síndrome Febril Agudo. Cada área operativa designó el equipo de salud que se encargará del rastrillaje -en territorio- de febriles y de la planificación de las acciones de bloqueo focal.

 
“A la fecha, son 9 los pacientes con sospecha de alguna enfermedad transmitida por mosquito, de los cuales 8 han sido descartados por laboratorio y uno está en estudio”, explicó el Jefe de la Sala de Situación.

Programa Nacional de Control de Vectores

Salta cuenta con bases localizadas en Capital, Tartagal, Orán y Salvador Mazza.

El Programa Nacional del Control de Vectores se encarga del monitoreo entomológico de los insectos que son vectores, es decir, de aquel mosquito que tiene la capacidad de transmitir una enfermedad arbovirósica, virósica o parasitaria. Además, colabora en el control focal del dengue, en el tratamiento larvicida, en el sellado de pozos ciegos y en el ordenamiento de patios, junto a los municipios y Atención Primaria de la Salud (APS).

En San Martín, Salvador Mazza trabaja con su propia base, la de Tartagal se encarga del resto de los municipios (excepto Embarcación, que trabaja con la base de Orán).

La base de Orán responde a todos los municipios de su departamento: Pichanal, Yrigoyen, San Ramón de la Nueva Orán, Aguas Blancas, Colonia Santa Rosa y Urundel (ésta última es compartida con la base de Ledesma, en Jujuy). También se encarga de Embarcación (San Martín) y Coronel Juan Solá (Rivadavia).

La Base Nacional de Capital, se encarga del departamento homónimo, Anta, Rosario de la Frontera, Metán, Güemes y Rivadavia.

Te puede interesar