“Este Gobierno da miedo”

Opinión 12 de octubre de 2021
Un ministro no puede apretar a un ciudadano común, el editorial de Luis "Gordo" Puló en Salta + Iva.
salta mas iva-luis pulo

Hace unos días el creador de historietas Nik cuestionó en redes sociales al Gobierno por las medidas económicas adoptadas tras las PASO. Luego de esto, Aníbal Fernández citó su publicación y agregó un dato que pudo haber pasado desapercibido por muchos pero enojó al dibujante.

Fernández mencionó el subsidio del estado que el colegio ORT recibe y escribió: “Muchas escuelas y colegios de la CABA reciben subsidios del estado y está bien. Por ejemplo la escuela/colegio ORT. ¿La conoces? Si que la conoces… O querés que te haga un dibujito? Excelente escuela lo garantizo. Repito… Lo conoces?”

Este mensaje no fue captado como abusivo inicialmente por muchos, pero inmediatamente Nik aclaró que es el colegio al que asisten sus hijas. En diálogo con el periódico La Nación indicó: “se metió con mis hijas” y anticipó que irá a la Justicia.

A mí este hecho particularmente me dejó muy afligido porque no sé hasta dónde quiere llegar este Gobierno para poder ganar las elecciones. 

¿Qué nos queda a nosotros los cuidadanos? 

Aníbal Fernández no asume su cargo como tal, lo peor de todo esto es que el presidente no salió a decir nada. Si bien el ministro salió a disculparse minimizando la situación, pero él tiene la responsabilidad de cuidar a los ciudadanos, tarea que no cumple. Además no puede y no debe amenazar a un ciudadano común. 

Al respecto, los diputados de Juntos por el Cambio se expresaron mediante un comunicado y pidieron la renuncia del funcionario.

Ese arco político manifestó su "repudio" a las "amenazas" que hizo el líder de la cartera de Seguridad al humorista luego de que este criticara al gobierno bonaerense. 

"Exigimos al Gobierno nacional que frente estas conductas intimidatorias. El ministro de Seguridad debería, no solo pedir disculpas públicas, sino poner a disposición del Presidente su renuncia indeclinable”, subrayaron.

El interbloque cuestionó además la actitud del Gobierno, quien aún no se pronunció al respecto: "Frente a un hecho de tamaña gravedad, el silencio del oficialismo es aún más preocupante".

“Quien debe garantizar la seguridad de cada ciudadano utilizó las redes sociales para dar información personal y familiar del colegio al que asisten los hijos de Nik”, remarcaron. 

Según consideraron, el ministro “traspasó un límite delicadísimo” dado que, “no solo amenazó a un ciudadano por sus críticas al Gobierno, sino que puso en peligro a sus hijos”. 

Para ellos, esto demuestra que Fernández “no está a la altura del cargo”, y justificaron su postura al señalar que “un funcionario que ostenta tamaña responsabilidad no puede amenazar -ni siquiera veladamente- a un ciudadano porque esta práctica no se condice con la democracia y pone en peligro la convivencia de los argentinos”.

Te puede interesar