Un ministro renunció tras ser escrachado en una fiesta clandestina

Mundo 04 de noviembre de 2021
El ministro del Interior de Perú, debió renunciar a su cargo, luego de haber sido escrachado participando de una fiesta clandestina en su casa particular
sociedad-fiesta pinamar

El ministro del Interior de Perú, Luis Barranzuela, renunció a su cargo este martes luego de que la televisión de ese país revelara que el pasado domingo a la noche participó de una fiesta en su casa, pese a que los encuentros sociales están prohibidos por la pandemia del coronavirus.

internacionales peru1

Cuál fue el descargo del funcionario

“He tomado la decisión democrática de renunciar de forma irrevocable al cargo de ministro del Interior, rechazando las falsas acusaciones a mi trayectoria profesional”, expresó Barranzuela en su cuenta de Twitter.

Inicialmente, el funcionario desmintió la denuncia televisiva y aseguró que solo había participado de una “reunión de trabajo”. Sin embargo, las imágenes eran contundentes, ya que mostraban claramente cómo de la vivienda ubicada en el barrio de Surco, en Lima, salían y entraban personas, algunas de ellas con copas en la mano.

Además, trascendió que la música estaba tan alta que se escuchaba en toda la cuadra, donde también había una larga fila de automóviles estacionados.

La primera ministra, Mirtha Vásquez, ya había adelantado que las explicaciones de Barranzuela eran inaceptables, por lo que finalmente apoyó su salida.

¿Qué ocurrió?

La cadena Latina reveló el lunes por la mañana las imágenes de la fiesta que causaron controversia, ya que por el cargo que ocupaba, Barranzuela era uno de los funcionarios responsables de hacer cumplir las restricciones por la pandemia.

Al poco tiempo, mientras se replicaban los pedidos de renuncia por parte de la oposición, la primera ministra le pidió una explicación oficial. Y si bien se pronunció al respecto, sus dichos no convencieron.

En sus redes sociales, el exministro del Interior manifestó que enfrentaba una campaña de desinformación porque no había promovido concentraciones de personas en su casa para realizar una fiesta, y que solo fue una reunión con funcionarios por asuntos públicos.

Sin embargo, las imágenes eran contundentes, además de que la supuesta cita de trabajo no figuraba en la agenda oficial.

Por su parte, el congresista Guillermo Bermejo reconoció que estuvo en la reunión, pero aseguró que la música provenía de una casa vecina, pese a que los videos demostraban todo lo contrario.

Otro punto que dejó en una posición muy incómoda a Barranzuela es que la semana anterior había dio a conocer en un comunicado las restricciones de cara al 31 de octubre, fecha en la que se celebra Halloween.

Te puede interesar