Era policía, ganaba la mínima y tenía una mansión: así vivía el agente más corrupto de Tailandia

Mundo 09 de junio de 2022
Thitisan Utthanaphon fue condenado a cadena perpetua por torturar hasta la muerte a un sospechoso durante un interrogatorio en una causa por tráfico de drogas.
mundo mansion
Era policía, ganaba la mínima y tenía una mansión: así vivía el agente más corrupto de Tailandia

Thitisan Utthanaphon, policía tailandés conocido como “Joe Ferrari”, fue condenado a cadena perpetua luego de ser encontrado culpable de torturar a un sospechoso durante un interrogatorio en una causa por tráfico de drogas.

Un tribunal de Bangkok declaró a Thitisan culpable de asesinato por tortura. El caso generó una gran conmoción en su país y se propagó rápidamente por las redes sociales, en donde comenzaron a circular datos e imágenes de la vida que llevaba el policía, a quien apodaban “Joe Ferrari” por su fanatismo por los vehículos de alta gama.

Cuando la policía registró su casa -ubicada en el distrito Klong Sam Wa de Bangkok- encontró 13 autos de lujo estacionados dentro de la fastuosa propiedad que Thitisan habitaba en el área de Bang Chan.

El equipo de policía también halló a dos mujeres de Myanmar, quienes aseguraron ser encargadas de la casa, y un guardia de seguridad.

Las dos mujeres dijeron a la policía que Thitisan regresaba cada semana de Nakhon Sawan, donde era superintendente de la comisaría de Muang, y pasaba allí los sábados y domingos. También indicaron que “a veces llegaba con su novia, pero mayormente venía solo”.

Thitisan fue destituido como jefe de policía de Muang y despedido de la fuerza el martes después de que se publicara en Facebook un video que mostraba a un hombre siendo asfixiado con una bolsa de plástico en la cabeza.

El sospechoso de 24 años, asesinado en agosto de 2021, había sido obligado a entregar US$60.000 para poder salir indemne de dicha situación.

“Los siete policías deben aprender la lección y pagar por su crimen”, dijo Jakkrit Klandi, el padre de la víctima.

Tras conocer los hechos, el tribunal provincial de Nakhon Sawan aprobó órdenes de arresto para Thitisan y seis subordinados. Luego del juicio, cinco de esos seis también fueron condenados a cadena perpetua. El restante recibió una pena de cinco años y cuatro meses de prisión.

El juez del tribunal encargado de casos de corrupción y mala conducta condenó a muerte al policía de 41 años, pero la conmutó inmediatamente por cadena perpetua porque el acusado había intentado reanimar a su víctima y había pagado los gastos de su funeral.

Te puede interesar