Crecen las protestas en Bolivia tras el arresto del líder de la oposición

Mundo 30 de diciembre de 2022
La fiscalía pidió seis meses de prisión preventiva para Luis Camacho, gobernador del departamento de Santa Cruz. Está acusado de “terrorismo” por impulsar un presunto golpe de Estado contra Evo Morales en 2019.
bolivia
Crecen las protestas en Bolivia tras el arresto del líder de la oposición

En medio de protestas y disturbios que incluyeron la quema de automóviles y oficinas públicas, un fiscal en Bolivia pidió este jueves seis meses de prisión preventiva para el gobernador de Santa Cruz y líder opositor, Luis Fernando Camacho, arrestado el miércoles.

Camacho, el principal referente de la oposición boliviana, está acusado de “terrorismo” en un caso relacionado con la caída del expresidente Evo Morales en 2019 y que el gobierno del izquierdista Movimiento Al Socialismo (MAS) considera un golpe de Estado.

”La medida cautelar que (se) ha solicitado es la detención preventiva por un periodo de seis meses”, a cumplir en el penal de máxima seguridad de Chonchocoro, en La Paz, dijo en rueda de prensa el fiscal asignado al caso, Omar Mejillones.

Crece la tensión y las protestas en Bolivia

La detención de Camacho, líder del partido Creemos, se produjo el miércoles cuando el gobernador cruceño se dirigía en un vehículo junto a su custodia por una carretera de Santa Cruz. Tras su arresto, fue trasladado a La Paz.

El hecho desató la inmediata movilización de sus partidarios. Varios de sus seguidores y legisladores de su partido ingresaron a la pista y a las oficinas de los aeropuertos locales de Viru Viru y El Trompillo para evitar la partida de aeronaves. Su intención era impedir que Camacho fuera sacado de la ciudad, pero un helicóptero logró trasladarlo a la capital.

Luego las manifestaciones fueron hasta el Comando de la Policía de Santa Cruz y la Fiscalía Departamental.

En el comando policial hubo enfrentamientos entre los agentes de seguridad que respondieron con gases lacrimógenos. Los manifestantes lanzaron petardos y buscaron ingresar a sus oficinas.

El episodio más grave ocurrió en la sede de la Fiscalía en Santa Cruz, que fue incendiada, así como varios vehículos que se encontraban en sus inmediaciones. Además, numerosas rutas regionales fueron bloqueadas.

La tensión subió aún más después que algunos seguidores del gobierno de Luis Arce se congregaron en la plaza principal de Santa Cruz para “celebrar” el arresto del líder opositor, mientras que el ministro de Obras Públicas, Édgar Montaño, denunció un ataque a su vivienda en esa ciudad.

Te puede interesar