El tiempo - Tutiempo.net



“Lo único que crece en Argentina es la economía en negro”

Argentina cayó al puesto 167 en el ranking mundial de préstamos al sector privado en términos del PBI.

Opinión 16 de abril de 2024 Guadalupe Montero Guadalupe Montero
economista-Diego Saravia
Diego Saravia Tamayo, economista.

El alto porcentaje “informal” o “en negro” de la economía argentina quedó aún más expuesto, en evidencia, desde que comenzaron a regir las medidas de aislamiento social preventivo y obligatorio. Sin la circulación de las personas que puedan cambiar bienes y servicios por dinero en efectivo, esa economía se apaga y deja de funcionar, y disparó la adhesión a los planes de asistencia que dispuso el Gobierno.

“Como los virus, la economía en negro necesita circulación de personas. La informalidad no permite utilizar medios virtuales de pago o cuentas bancarias porque quedan registrada las operaciones y, por ende, sujetas al control del fisco. Asimismo, hay muchos comercios, emprendimientos y cuentapropistas que sólo facturan una parte de sus ingresos, se mueven entra lo formal y la economía en negro”, describe el economista Lorenzo Sigaut Graviña, director de la consultora EcoLatina.

Según los economistas, los principales factores que explican la elevada informalidad de la economía argentina son: la creciente presión tributaria, el deterioro socio-económico y la volatilidad macroeconómica.

En relación a la actividad económica de nuestro país, Luis “Gordo” Puló y Cecilia Torres, entrevistaron en Salta + Iva por Radio Digital-Level Rock, Diego Saravia Tamayo, economista salteño y ex Gerente de Investigación Banco Central de Chile.

El economista, indicó que es muy difícil hacer política pública en Argentina cuando muchos actores de la economía funcionan en informalidad total o parcial, manifestando que los gobiernos nunca trabajaron para incorporarlos. "Hace más de 30 años que tenemos indicadores de crecimiento de la informalidad”. 

Poco se repara en el debate público sobre el bajo nivel del ahorro y crédito privado en bancos, pese a que en todas partes del mundo constituyen uno de los lubricantes imprescindibles para el desarrollo de las naciones.

Según la estadística de más de 60 años del Banco Mundial, la cual comenzó con datos del total de créditos bancarios al sector privado en porcentaje del PBI para 59 países, y fue ampliando hasta llegar a 173 en las últimas dos décadas, la Argentina fue cayendo progresivamente en ese indicador y perdiendo posiciones en el ránking de países, al punto que fue varias veces superado por naciones vecinas que, como el caso local, atravesaron por diversas crisis institucionales y económicas en los últimos decenios, pero nunca en magnitud y recurrencia, y que mantienen ingresos por habitante muy inferiores.

Argentina comenzó la serie en 1960 en el puesto 29, en la mitad de la tabla de los países informados en ese momento, con 10,8% del PBI y menos de la tercera parte del promedio general de 33,2% del PBI que registraba entonces 59 naciones.

Se mantiene, con altibajos en ese rango hasta fines de la década, cuando alcanza los dos dígitos porcentuales; repunta a principios de los ‘70 hasta un pico de 18% del PBI -aunque siempre lejos de la media mundial, en ese momento de 54% del PBI-, pero vuelve a caer con el “rodrigazo”, y repunta hasta 31,2% del PBI en 1982, pero comienza a bajar sostenidamente con el fracaso del Plan Austral de 1985, y más aún en la hiperinflación de 1989-90 y su efecto inercial en el primer año de la Convertibilidad.

Son indicadores de la emergencia general que afecta no sólo al Estado nacional, sino también a las personas y empresas, y que el Gobierno considera imperioso revertir para poder recuperar estándar de vida y tender a una drástica reducción de la pobreza a niveles que no se ven desde el comienzo de los noventa, manifestó Tamayo. 

“Espero que el Gobierno mejore el sector bancario, ya que es primordial para que una economía crezca”, enfatizó el economista en Salta + Iva. 

Te puede interesar
salta mas iva francisco rivas

Murió la Ley de Alquileres: Cómo se firman los contratos

Guadalupe Montero
Opinión 18 de abril de 2024

La Ley de Alquileres fue derogada y en las inmobiliarias, el último día hábil de 2023, no dio respiro. Los propietarios buscaban cerrar nuevos contratos con actualizaciones trimestrales e índices de ajuste más cercanos a la inflación.

Lo más visto