Vuelos privados y sushi: condenan a exfuncionaria k por pagar gastos personales con fondos públicos

Nacionales 28 de septiembre de 2021
La exfuncionaria de Néstor y Cristina Kirchner recibió su sentencia vía Zoom. Además, Romina Picolotti fue inhabilitada para ejercer cargos públicos de por vida.
politica romina

Tras 14 años de juicio, la exsecretaria de Ambiente Humano y Desarrollo Sustentable Romina Picolotti fue condenada a tres años de prisión en suspensión por usar fondos públicos para gastos personales. Además, deberá devolver el equivalente a lo gastado, que son casi siete millones de pesos. 

Es así que Romina Picolotti fue funcionaria de Néstor y Cristina Kirchner entre 2006 y 2008, tiempo durante el cual se encontraron gastos personales realizados para ella y su familia. Es entonces que fue juzgada por el Tribunal Oral Federal 6 que también la inhabilitó de poder ejercer cargos públicos de por vida.
 
Entre los gastos por los que se encuentra acusada se cuentan pasajes de avión, noches de hotel, cenas en restaurantes de sushi, sahumerios, productos de farmacia, comida para perros, servicio de lavado de auto, entre otros.
 
Aunque Romina Picolotti se encuentra radicada en Miami, Estados Unidos, no está obligada a volver al país pero deberá pedir permiso si quiere viajar. Así los jueces que hoy la condenaron también exigieron que deberá presentarse todos los meses en el consulado argentino en la ciudad donde vive. De esta manera, los fundamentos del fallo se darán a conocer el próximo 25 de noviembre.
 
Previo a su juicio oral, Picolotti se defendió vía Zoom expresando “Lamento profundamente que el Estado haya gastado 14 años de recursos, sobre todo el tiempo de los magistrados aquí presentes, para lo que es evidente: que yo no cometí delito alguno”.

Asimismo, el tribunal integrado por los magistrados Sabrina Namer, Rodrigo Giménez Uriburu y Guillermo Costabel manifestó que no daría lugar a los pedidos de nulidad que la defensa de Romina Picolotti planteaba sobre su acusación y tampoco la solicitud de extinción legal.

Meses atrás, cuando inició su juicio oral, según indicó Clarín la exfuncionaria K había alegado en su defensa “Se me acusa de comer bifes de chorizo y sándwiches de milanesa, pero los que me conocen saben que soy vegetariana. También de comprar vinos y cervezas cuando no tomo alcohol”.

Te puede interesar