Robo de caños: Hoy el tribunal dará a conocer si Prado seguirá preso o no

Policiales 09 de diciembre de 2021
Esta tarde, desde las 16, se aguarda el desenlace del juicio seguido por el millonario robo de caños del Gasoducto GNEA, por el cual el exintendente Jorge Enrique Prado y los empresarios Diego Alos y Adrián Vera ya fueron hallados culpables.
policiales-prado
Robo de caños: Hoy el tribunal dará a conocer si Prado seguirá preso o no

Los jueces Abel Fleming, en calidad de presidente, junto a los vocales Domingo Batule y Gabriela Catalano, reanudarán esta tarde el juicio para escuchar los alegatos de la fiscalía, la querella y las defensas, las que esta vez deberán referirse al pedido de penas para los tres acusados.

Una vez que se hagan estos planteos, con posibles réplicas y dúplicas, el tribunal le dará nuevamente a los imputados la posibilidad de hablar, para luego pasar a una segunda deliberación, para luego dar un segundo fallo sobre las penas que consideran justas para Enrique Prado, Diego Alos y Adrián Vera.

El lunes pasado, cuando se reanudó el debate tras el fallo de culpabilidad que dejó a otros siete acusados absueltos, las defensas del ex intendente de Aguaray y de los dos empresarios culpados, adelantaron que apelaran la decisión de los jueces de considerarlos responsables del robo de los caños.

Según lo trascendido, el más vehemente en expresar esa postura fue el abogado Fernando Teseyra, defensor de Jorge Prado, quien se dirigió directamente a la opinión pública y sostuvo que “esta defensa no comparte la decisión arribada por el tribunal y va a recurrirla por la vía que corresponda”.

Lo mismo hicieron los defensores de Alos y Vera, a cargo del abogado Mauricio Cardello y la defensora oficial María Julieta Loutayf respectivamente, los que acompañaron las expresiones de Teseyra respecto a la apelación del fallo.

Pese a ello, todos se mostraron dispuestos a enfrentar esta segunda etapa del juicio, consistente nada menos que en evaluar las condiciones personales de los tres acusados culpables para luego determinar la pena que le correspondería.

En cuanto a las penas que podrían recibir los acusados, fuentes judiciales revelaron que Prado y Alos están en una situación comprometida, pues la escala penal del delito de robo agravado por el cual fueron declarados culpables, es de 5 a 15 años de prisión.

Además, Prado y Alos ya tenían un pedido de pena de 14 y 12 años de prisión, el cual fue requerido por el fiscal general Eduardo Villalba, al momento de elevar el caso a juicio, aunque al hacerlo incluyó el delito de defraudación, el cual fue descartado por los jueces en su primer fallo.

Toda la población de Aguaray espera justicia

El fallo que resolvió declarar culpables al ex intendente Prado y los empresarios Alos y Vera por el saqueo de 228 caños del Gasoducto GNEA fue celebrado por casi todos los habitantes de Aguaray, quienes ahora espera que la justicia termine de hacer su trabajo con duras penas para los acusados.

Es que el robo de caños pergeñado por Prado y Alos y llevado adelante, en el paraje El Desemboque por Vera, no sólo puso a esa localidad en los principales medios locales y nacionales como escenario del mayor hecho de corrupción, sino que causó un perjuicio enorme, pues terminó de echar por tierra la esperanza de verse beneficiados por el gasoducto.

Al respecto, la querella, en representación de la empresa IEASA, ex Enarsa, contratista de la obra, sostuvo en el juicio que el robo de los caños generó un perjuicio de cinco millones de dólares, y que, para llevar adelante el saqueo, los responsables debieron montar un despliegue de máquinas y equipos similar al que se montó para ejecutar el tendido de caños.

Los pobladores también están indignados contra el ex intendente y Alos, ya que en el juicio se conocieron detalles de la resolución municipal 1215, la cual fue pergeñada para darle legalidad al traslado de los caños a cambio de promesas de puestos de trabajo para los vecinos.

Esto no es nada, también había un compromiso de hacer una plaza y poner juegos infantiles, pero nada de eso sucedió. Todo esto se hizo sobre la base de otra mentira, la cual fue el supuesto saneamiento ambiental, excusa utilizada para extraer y robar los caños.

Un plus del caso también recae en Vera, considerado el mayor estafador que llegó a esos lares, quien, con una capacidad brillante de convencimiento, logró montar una logística enorme para ejecutar el robo de los caños, tarea en la cual involucró a numerosos vecinos y comerciantes, a quienes finalmente defraudó en todo lo que pudo.

Por estos hechos, Vera tiene numerosas causas penales abiertas en el juzgado penal de Tartagal, donde esperan que el joven empresario termine de ser juzgado para avanzar con esos procesos penales que podrían devolverlo a la comisaría 45 de esa ciudad.

Te puede interesar