¡Tremendo! Casi se hunde un catamarán con 43 personas a bordo en el Cabra Corral

Policiales 02 de mayo de 2022
La embarcación sufrió la avería de uno de los pontones (flotadores), pero fue socorrida por Lacustre. Tras mucho esfuerzo, lograron estabilizarla y la situación no pasó a mayores.
policiales catamaran
¡Tremendo! Casi se hunde un catamarán con 43 personas a bordo en el Cabra Corral

Una vez más una crónica de aventura que roza con la tragedia tiene a pescadores como protagonistas y, como escenario reiterado, a los catamaranes que desarrollan su actividad en el dique Cabra Corral.

El jueves pasado se vivieron momentos de gran tensión en el espejo de agua más grande de todo el norte argentino, cuando alrededor de las 20.20 un catamarán identificado con el nombre de “Papy Blas” sufrió la avería de uno de los pontones (flotadores) que otorgan la estabilidad en la navegación. 

Trascendió que algunos pescadores llegaron a sentir una fuerte explosión, sin saber muy bien de qué se trataba. Con la explosión inicial comenzaron a notar que la nave se inclinó hacia uno de los laterales, con lo cual tuvieron que hacer contrapeso hacia el otro costado, trasladando todas sus pertenencias hacia ese sector, ante el temor de que la nave terminara naufragando.

Según pudo averiguar El Tribuno, los tripulantes no perdieron la calma en ningún momento y los pasajeros fueron asistidos, aunque no se vivieron escenas de pánico.
Fuentes policiales, en diálogo con El Tribuno, contaron que el accidente ocurrió cerca de la base de la División Lacustre, cuyos efectivos, alertados a través de llamadas telefónicas, acudieron inmediatamente a socorrerlos. Luego de realizar varios trabajos sobre la línea de flotación, lograron equilibrar la embarcación, que en ese momento contaba con 43 personas a bordo. La situación no pasó a mayores, pero todos sufrieron un gran susto.

Se informó que la embarcación fue remolcada hacia la base de Lacustre por estar en una ubicación mas próxima. En ese lugar bajaron los pasajeros que luego fueron trasladados por vía terrestre hacia la base de El Préstamo, embarcadero de donde había partido la excursión.

Si bien no hubo que lamentar víctimas y todo se redujo a un susto mayúsculo, el caso remite a otro similar ocurrido hace una década atrás en las mismas circunstancias.

En aquel momento un llamado telefónico alertó a los efectivos de la División Lacustre y Fluvial sobre un catamarán en riesgo, al averiarse un pontón de la embarcación, que llevaba 25 pescadores a bordo.

El llamado al número de emergencias náuticas 106, ingresó a las 4.40 por parte del propietario del catamarán, un hombre mayor de edad quien pidió auxilio informando que se encontraban navegando en un catamarán comercial en el sector de Bah ía Ablomé, y que imprevistamente sufrió la pinchadura de un pontón, lo que produjo la pérdida de flotabilidad.

Un grupo de uniformados en bote semirrígido se dirigió al lugar al lugar, logrando la ubicación del catamarán.
Por manifestaciones del timonel, la situación se produjo cuando se encontraban fondeados para la pesca, por lo que dio el alerta a la Policía de la Provincia y emprendió el regreso a la costa, previo estabilizarlo al acomodar la carga, distribuyendo estratégicamente a las personas.

Del total de los pasajeros se notó nerviosismo y estado de pánico en una mujer de 54 años y otra de 20, como así en dos hombres de 57 y 76 años, por lo que se determinó la necesidad de trasladarlas al bote policial, y así continuar con la tarea de rescate, arribando a la costa con la totalidad de las personas en perfectas condiciones de salud.

Una vez concluido el rescate de los pescadores, el catamarán se hundió completamente, por lo que los efectivos policiales cesaron en sus intentos de sacar la embarcación de las aguas.

Te puede interesar