"Cena de lujo": Bolsonaro tuvo que comer pizza en una vereda de New York por no estar vacunado

Mundo 21 de septiembre de 2021
El mandatario brasileño no tiene el pase sanitario exigido para poder entrar a bares y restaurantes. Este martes hablará en la Asamblea General de la ONU.
internacionales jair

La imagen parecía mostrar a un presidente descontracturado, pero escondía un motivo menos casual. Jair Bolsonaro fue fotografiado el domingo a la noche mientras comía una porción de pizza en una vereda de Nueva York por no poder ingresar a restaurantes o cualquier otro espacio público cerrado por su negativa a vacunarse contra el coronavirus.

Este lunes, tras ser blanco de fuertes críticas del alcalde neoyorquino Bill de Blasio por no aceptar inmunizarse, recibió una noticia inesperada: un miembro de la delegación que lo acompaña para participar en la Asamblea General de Naciones Unidas dio positivo de Covid-19 y encendió todas las alarmas.

Bolsonaro, de 66 años, se encuentra en Nueva York para participar en la Asamblea General de Naciones Unidas, que él mismo inaugurará este martes. Y como carece del pase sanitario exigido por las disposiciones locales para entrar en bares, restaurantes y otros lugares públicos de la Gran Manzana fue con algunos miembros de su comitiva a comer afuera.

Y ese “afuera” fue, literalmente, “afuera”. El presidente brasileño compartió con algunos de sus ministros unas pizzas y gaseosas en la vereda de una pizzería neoyorquina, según informaron distintos medios de su país.

”Cena de lujo en Nueva York”, bromeó en Twitter el ministro de la Secretaría de la Presidencia, Luiz Eduardo Ramos, en un tuit publicado el mismo domingo por la noche e ilustrado con una foto de Bolsonaro con una porción de pizza en la mano y junto a varios miembros de su delegación.

A las bromas por una cena poco tradicional para un jefe de Estado de visita en Nueva York se sumó el ministro de Turismo, Gilson Machado. En su cuenta de Instagram, escribió: “Vamos de Pizza con Coca Cola”.

El reconocido columnista brasileño Reinaldo Azevedo fue el encargado de precisar el motivo de esta cena callejera. En el portal de noticias Uol, explicó que “a Bolsonaro le gusta simular simplicidad y modestia en momentos así (...), pero no se trata de gusto o elección, sino de una imposición de la ley vigente en Nueva York”.

Te puede interesar