¡Sombrío panorama! La media res ya no llegará a las carnicerías

Economía 26 de abril de 2021
El motivo es que ese fraccionado incluye cortes caros y baratos, lo que hace que el precio se unifique al valor más alto.
economia-carne1

Después de que el Gobierno impulsara una reducción en el precio de la carne para contener la inflación, esta decisión finalmente tendrá un impacto directo los cortes llegan a las carnicerías a partir del 1 de enero de 2022.

Por este motivo, se dejará de comercializar la media res y en cambio se optará por fraccionar el corte hasta en cuatro partes, tal como lo establece la resolución de los ministerios de Agricultura, Trabajo y Desarrollo Productivo, publicada este jueves en el Boletín Oficial.

“Se establece que las salidas de carnes de los establecimientos de todo el país, destinadas a comercio minorista, sólo podrán hacerse en unidades resultantes del fraccionamiento de las medias reses en trozos cuyos pesos individuales no superarán los 32 kilogramos”, dice el artículo 1° de la medida.

Esta resolución tiene relación directa al acuerdo que contempla el Gobierno que incluye rebajas de hasta 30% en cortes de carne vacuna “en un programa federal” al que los consumidores pueden acceder en más de 1.600 bocas de expendio en todo el país.

“Se llegó a un acuerdo que tiene que ver con poner en el mercado ocho cortes con rebajas importantes respecto del precio actual, la idea era retrotraer los precios a noviembre a partir de que hubo una acelerada en los cortes de carne”, dijo en enero la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, cuando acordó con los frigoríficos el programa de cortes a precios populares.

 Prensa subsecretaria de Defensa de la Competencia del Chaco

La funcionaria indicó que se busca “sostener los precios apuntando a tener un acuerdo anual”. Español dijo además que se trabajará para asegurar “buena cantidad de tonelaje de la oferta mensual” y si se viera que no alcanza se buscará “un aprovisionamiento mayor; la idea es que estén bien abastecidos los días que esté esta oferta”, señaló.

Por este motivo es que la media res como forma de distribución a las carnicerías se vuelve un problema. Es que este fraccionado incluye cortes populares pero también cortes caros, lo que unifica el precio hacia el más alto.

Según informó Clarín después de la reunión en la que el presidente Alberto Fernández estipuló el control de precios en la carne, la media res le daría paso al cuarteo, es decir que sería dividida en dos en una primera etapa. Luego en tres: pierna, pecho y asado, y después en cuatro, la pierna con los bifes, el pecho y el asado.

Para impulsar estas modificaciones, el Gobierno dispondrá de créditos blandos para el equipamiento de frío y la Secretaría de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores dispondrá de programas de asistencia financiera de hasta US$100.000 por frigorífico.

Las autoridades calculan un volumen inicial de entre 5.500 y 6.000 toneladas mensuales de “los cortes más representativos del consumo nacional (...) Cortes parrilleros, para consumo diario como milanesas, y para cocción a la olla”, indica un comunicado de Presidencia.

Te puede interesar