La “bendición” de la soja: superó la barrera de los US$ 600 y hay alerta por retenciones

Actualidad 13 de mayo de 2021
Héctor Huergo, responsable de Contenidos del Hub Rural del Grupo Clarín, acerca del alza en el valor de la soja.
HECTOR HUERGO
HECTOR HUERGO

El precio internacional de la soja quebró este martes la barrera de los US$ 600 la tonelada en el mercado de Chicago y alcanzó su máxima cotización desde septiembre de 2012.

A lo largo del último año la oleaginosa casi duplicó su precio, impulsado por distintos factores que confluyeron en favor de unos de los productos más exportado del país.

 
Junto a esta noticia tan positiva para los productores llegaron también los rumores de un aumento de retenciones por parte del Gobierno.  

Para ahondar acerca de esta situación, el equipo de Cada Mañana dialogó con el referente del Hub Rural del Grupo Clarín, Héctor Huergo.

“Estamos viendo que esto que es una bendición para la Argentina y el Gobierno, sin embargo estamos todos pensando que se van a mandar una macana”, alertó Huergo.

En tal sentido, el periodista consideró que “por ley podrían subir unos puntitos todavía” aunque recordó que “el ministro Guzmán dijo que ‘no hacía falta subir las retenciones porque los precios estaban mejorando’”.

El periodista aseguró que “hay gente en el Gobierno que sostiene que esto de exportar alimentos es una maldición”.

Sobre los motivos detrás del aumento récord de la soja, Huergo explicó: “Se alinearon los planetas en favor de la suba. Primero el telón de fondo de la pandemia. Está la sensación de que hemos llegado a la punta y estamos en un camino de salida. Está la vacuna, se aprendió a manejar la enfermedad, hay algunos antivirales en progreso”.

“Y también la sensación es que se puede manejar la economía bajo ciertos carriles”, expresó el periodista. Asimismo, aseguró que “eso genera demanda de materias primas”.

“Además el mundo está en transición alimentaria, crece la onda vegana y aumenta el consumo de vegetales”, sorprendió Huergo.

En tal sentido, el periodista agregó: “A eso se sumó la crisis de los chinos, que es la locomotora de esta demanda de estos productos”.

Por último, Huergo aclaró que “la soja siempre se vende. No existe de que uno se queda con la soja adentro del silobolsa de por vida”. “Los productores buscan el mejor momento para vender. Este es un buen momento”, concluyó.

Te puede interesar