Ganadores, vencedores y sorpresas: Lo que dejó la elección en Salta

Opinión 18 de agosto de 2021 Por Guada Montero
Los dos frentes oficialistas se quedaron con la mayoría de los cargos en las elecciones provinciales.
salta mas iva jose muñoz

Los frentes oficialistas Unidos por Salta y Gana Salta se quedaron hoy con 9 de las 12 bancas que estaban en juego en la Cámara de Senadores, además de 20 de 30 diputados, 38 de 60 convencionales constituyentes y el intendente del municipio de Aguaray en las elecciones provinciales.

El candidato de Unidos por Salta, Emiliano Durand, se adjudicó el cargo de senador por el departamento Capital, con el 32,17% de los votos, seguido por el actual diputado nacional Martín Grande, de Juntos por el Cambio (JxC), con el 17,5%, con la totalidad de las mesas escrutadas.

En tanto, en la categoría a diputados provinciales del departamento Capital, el candidato más votado fue Víctor Lamberto, del Partido Identidad Salteña, que integra el frente oficialista Gana Salta, con el 20,51% de los sufragios.

A él lo siguen Bernardo Biella, del partido Salta Independiente, con el 14,21%, mientras que en tercer lugar quedó el candidato Roque Cornejo, de JxC, con el 13,97%, e Isabel De Vita, del Frente de Todos (FdT), con el 7,14% de los votos.

En el interior, el senador del departamento La Caldera será Héctor Calabró, del Frente de Todos; en General Güemes ganó Carlos Rosso, de Primero Salta; y en Chicoana, la senaduría quedó en manos de Esteban D´Andrea, del Partido Renovador de Salta.

Diego Cari, del frente kirchnerista Salta para Todos, será el senador por Guachipas; Sergio Saldaño, de Unidos por Salta, ganó en esta categoría en Cafayate; y Leopoldo Salva, de Unidos por Salta, en el departamento Los Andes, mientras que en Molinos el ganador resultó Walter Abán, de Gana Salta.

Finalmente, en La Poma el actual senador Dani Nolasco, del Movimiento Memoria y Movilización, logró renovar su banca; al igual que el actual senador de Rosario de Lerma, Sergio Ramos, de Gana Salta; mientras que, en Cachi, ganó Walter Wayar, de Salta para Todos.

Otro cargo que generaba expectativas era el de intendente de Aguaray, del norte salteño, un municipio que había sido intervenido debido a que el exintendente Jorge Enrique Prado está siendo juzgado por el millonario robo de caños del gasoducto del NEA.

Allí, Guillermo Aleman, de la Agrupación Democrática Comunal –también integrante de uno de los frentes oficialistas-, se quedaba con el 31,37% de los sufragios, sobre Roberto Balverdi, del Partido Justicialista, que alcanzaba el 21,24% de los votos, con el 95% de las mesas escrutadas.

En cuanto a los convencionales constituyentes, que serán los responsables de trabajar en la reforma parcial de la Constitución provincial durante los próximos tres meses, el espacio oficialista conquistó 38 cargos de los 60 que se disputaban.

En este marco, Luis “Gordo” Puló entrevistó en Salta + Iva por FM Identidad 103.3 a José Muñóz quien es periodista y conductor del programa “El Repasador” que se transmite por Radio Mitre Salta, a través, del dial 93.3. Realizó un análisis de las elecciones legislativas que se desarrollaron este domingo 15 de agosto en la provincia en vista a las PASO del 12 de septiembre. 

En Salta la participación electoral fue del 60%, cerca de 13 puntos menos que en la elección legislativa 2017. En Misiones y en Jujuy ocurrió algo similar, que votaron en junio. ¿Efectos coronavirus?
La inquietud se plantea también por lo que pueda ocurrir en las elecciones legislativas a nivel nacional, especialmente en las PASO del 12 de septiembre. De confirmarse un aumento en los niveles de abstención, difícilmente sus efectos sean neutrales y el interrogante reside en saber qué fuerza/s política/s puede/n beneficiarse de ello.   

En cuanto al clivaje Oficialismo vs. Oposición en una primera mirada resulta algo tentador. En Salta el ubicuo gobernador Gustavo Sáenz tuvo un gran apoyo en las diferentes listas que se conformaron donde obtuvo un contundente triunfo: se llevó la mayoría de bancas en Diputados, en Senado y para convencionales constituyentes. 

Esto significa ante todo que se ha mantenido el apoyo electoral al Ejecutivo Provincial desde 2019, aún con el largo año y medio de pandemia mediante.

La  "provincialización"  en Salta no significa que sus efectos sean inocuos a nivel nacional. Asimismo la figura del gobernador posee una cuota importante de poder político, en un país federal pero financieramente muy centralizado. Así, uno de sus principales activos para entablar relaciones con la Casa Rosada es el relativo control que poseen sobre los diputados y senadores nacionales de su distrito.

¿Y la grieta? ¿Y la polarización? El cierre de listas para las PASO vino a confirmar una tendencia prevaleciente en los últimos años: el bipartidismo/bifrentismo. En efecto, el escenario nacional está dominado por el eje Frente de Todos (peronismo-kirchnerismo) y Juntos por el Cambio (macrismo, radicales y Coalición Cívica...) y, al menos en los distritos más populosos, esta elección tenderá a ratificar esa contradicción principal, seguramente con un tinte plebiscitario a favor o en contra del gobierno nacional.  

En definitiva, estos comicios no consagrarán un presidenciable indiscutido para 2023. Basta con pensar que los máximos protagonistas de la política argentina de la actualidad no serán candidatos: Alberto Fernández, Cristina Fernández, Sergio Massa, Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta se juegan mucho este año pero no el cargo. Hay antecedentes para afirmar que en la Argentina, las elecciones intermedias no son un buen predictor para las elecciones presidenciales.   

Te puede interesar