Escasez de dólares: advierten que el cepo a las importaciones generará más inflación

Economía 29 de junio de 2022
La medida que restringe al comercio exterior impactará directamente sobre los costos y precios finales.
economia-dolares1
Escasez de dólares: advierten que el cepo a las importaciones generará más inflación

La inflación de junio, que oscilará el 5 por ciento, puede ser el piso de los próximos meses. El cepo será otro obstáculo para que continúe la curva descendente iniciada hace dos meses.

El nuevo cepo a las importaciones no solo trae incertidumbre sobre la producción y el nivel de actividad -como lo expresó el titular de la Unión Industrial Argentina Daniel Funes de Rioja-, sino también que impactará directamente sobre los costos y los precios finales.

La mayoría de las empresas -las únicas que se salvan son las Pymes- no van a poder acceder a comprar dólar oficial. Por lo cual deberán financiarse a 180 o 360 días con un crédito comercial, bancario o con su casa matriz: eso significa pagar intereses y también operar con dólar financiero futuro para garantizarse la devolución del préstamo. Surge el dólar cepo importador.

En suma, esos mayores costos se descargarán sobre los precios que pagarán los consumidores.

A ese escenario hay que sumarles dos factores más de incertidumbre:

  • El productor no sabe si los insumos que utiliza para la producción los va a poder efectivamente reponer, ni a qué precio los pagará, ni si obtendrá financiamiento. En suma: tal vez le convenga stockear su producción antes que venderla, salvo que obtenga un precio excesivamente alto que lo cubra de esos riesgos.
  • El comprador, ante el temor de no poder conseguir en el futuro un bien que desea comprar, tal vez esté dispuesto hoy a convalidar un precio muy alto. Puede pensar “no importa cuánto pagó ahora por el producto, porque seguro que mañana no lo consiga”.

Cómo se sabe el alza de precios, que todos los meses refleja el Indec, responde a muchos factores:

  • La emisión monetaria (en junio fue de 700.000 millones de pesos que llegarán paulatinamente a precios) y el déficit. Los precios mayoristas de insumos destinados a la producción, que se reflejan también en los precios finales.
  • La suba del gasoil y de la energía que se utiliza en el transporte y en la producción.
  • Los incrementos salariales, que se vuelcan a consumo.
  • La escasez temporal de algunos productos, por factores estacionales, climáticos o internacionales.
  • La brecha entre el dólar oficial y los paralelos, porque cuando es muy alta -como ahora- se generan o persisten expectativas de devaluación. Es el clásico “remarco por las dudas”.
  • Y ahora se agregará la inflación provocada por el cepo importador, por mayores costos de financiamiento, de reposición y de acceso a los dólares para devolver el préstamo.

Te puede interesar