Ingresó al Congreso el proyecto para ampliar a 25 los miembros de la Corte Suprema

Nacionales 10 de junio de 2022
Fue acordado entre el presidente Alberto Fernández y una quincena de gobernadores. Lleva la firma del jefe del interbloque del Frente de Todos, José Mayans, y de la vicejefa, la senadora Anabel Fernández Sagasti.
senado de la nacion 1
Ingresó al Congreso el proyecto para ampliar a 25 los miembros de la Corte Suprema

A partir de lo negociado con una quincena de gobernadores peronistas y oficialistas, este jueves entró al Senado el proyecto del Gobierno para ampliar a 25 los miebros de la Corte Suprema. El texto lleva la firma del jefe del interbloque del Frente de Todos, José Mayans, y de la vicejefa, Anabel Fernández Sagasti, una de las senadoras más cercanas a Cristina Kirchner.

La iniciativa, que ya tomó estado parlamentario y ahora deberá ser debatida en comisión, cuenta solamente con cinco artículos. “La Corte Suprema de Justicia de la Nación estará compuesta por 25 jueces y juezas”, señala su primer artículo y advierte que será “una ley especial determinará el modo de organización y funcionamiento” del máximo tribunal.

De ser aprobada la norma, los actuales jueces de la Corte Suprema, Horacio Rosatti, Juan Carlos Maqueda, Carlos Rosenkrantz y Ricardo Lorenzetti, continuarán en sus cargos. Hoy, el máximo tribunal debería estar integrado por cinco jueces, pero hay solo cuatro en funciones desde la renuncia de Elena Highton de Nolasco, en octubre del año pasado.

La semana pasada, el presidente Alberto Fernández recibió en Casa Rosada a los gobernadores peronistas y acordó impulsar el proyecto de ampliación de la Corte Suprema de Justicia a 25 miembros para que cada provincia cuente con un representante.

Por impulso de Cristina Kirchner, el Senado ya había comenzado a debatir en mayo una reforma de la Corte, a partir de cuatro proyectos presentados por el oficialismo y sus aliados, que apuntan a la ampliación del número de miembros (como pretende también la iniciativa acordada con los gobernadores), a una representación “federal” entre los integrantes y a la paridad de género.

La ofensiva K fue una respuesta al fallo de la Corte Suprema que terminó con el presidente del máximo tribunal, Horacio Rosatti, al frente del Consejo de la Magistratura, órgano encargado de la selección y remoción de jueces. Por su parte, los mandatarios provinciales se preparan para un fallo del máximo tribunal a favor de la Ciudad de Buenos Aires en la disputa con Nación por la quita de fondos de la coparticipación

Según indicaron fuentes del bloque del Frente de Todos en la Cámara Alta, el proyecto final saldrá de una fusión entre los cinco textos ya presentados. Está previsto, indicaron las mismas fuentes, que el debate se retome la semana que viene en la Comisión de Justicia y Asuntos Penales del Senado.

Aunque el oficialismo tendría números sobrados para poder darle media sanción a una iniciativa en el recinto de la Cámara Alta, encontraría mayores problemas luego para convertirla en ley en la Cámara de Diputados. En los últimos dos años, la oposición logró bloquear otros proyectos judiciales del Frente de Todos, como la Reforma Judicial (del Fuero Federal) y la del Ministerio Público Fiscal.

“Resulta importante que el número de jueces de la Corte Suprema guarde alguna relación con la población, por cuanto a mayor número de habitantes genera una mayor litigiosidad que, lógicamente, llega al Tribunal”, sostiene el texto impulsado por los gobernadores peronistas.

La iniciativa recuerda que en 1990 la Corte Suprema fue ampliada a nueve miembros y que uno de los argumentos fue que el número de expedientes que debía resolver se vio multiplicado. Omite, sin embargo, que fue en el 2006, durante el gobierno de Néstor Kirchner, que el número de miembros se redujo a cinco por un proyecto que Cristina Kirchner había impulsado antes en el Senado.

Al justificar una Corte con 25 miembros, la iniciativa del Gobierno nacional en acuerdo con los gobernadores sostiene: “Cabe consignar que una Corte Suprema con este número de jueces no sólo resuelve las cuestiones de funcionamiento, sino que permite una composición en principio más acorde con el sistema republicano de gobierno y con la multiculturalidad que caracteriza a nuestra sociedad”.

Te puede interesar